El tamaño ya no importa: small data vs. big data

turismo sostenible conciencia ecológica

Entendemos por small data, un conjunto de datos con un volumen y complejidad menor que el big data, relacionados directamente, entre otras cosas, con la gestión de alojamientos turísticos, ya que nos muestra qué está sucediendo en nuestro entorno y nos permite detectar nuevas oportunidades con los clientes.
Desde MasterYield, lo definimos como una nueva forma de aplicar los datos que realmente nos interesan del big data para cada uno de los establecimientos turísticos en particular. Dicho de otra manera: hacer fácil lo difícil.

¿Cumple el big data con las expectativas?

Parece que el big data no consigue desarrollar todo el potencial que se esperaba de él y actualmente satisface otras necesidades más complejas que las que realmente necesita el establecimiento turístico para tomar decisiones a corto plazo.
Además, el big data a día de hoy está planteado para que sea analizado por científicos y en la actualidad existen otros perfiles profesionales como responsables de marketing o de revenue y directores de hotel que también necesitan trabajar en el análisis de los datos de manera sencilla, sin la necesidad de tener todos los datos que existen para encontrar correlaciones como las que aporta el big data. Necesitamos preocuparnos por la causa, y esto lo podemos llevar a cabo con el small data, también conocido como el corazón de la información.
El análisis del big data es complicado y costoso, requiere la contratación de lotes completos de almacenamiento en servidores, aplicar máquinas de análisis avanzados y una aplicación compleja de minería de datos. En resumen, un almacén de datos central donde algoritmos complejos ordenan y procesan datos. La realidad es que las empresas han obtenido resultados de esta aplicación y se han beneficiado, aunque también se ha descubierto que las empresas pueden obtener resultados sin tener que aplicar, ni adquirir este tipo de sistema que normalmente utiliza el big data.

Más asequible y concreto

Por el contrario, el small data es asequible para la mayoría de las empresas, permite invertir en un proyecto concreto poniendo la atención en lo que realmente consideramos importante a corto plazo con un retorno de la inversión. Podemos paquetizar pequeños lotes de datos y obtener unos resultados muchos mayores en un menor periodo de tiempo.
Si el establecimiento hotelero se enfoca principalmente a un cliente con interés cultural, de todos los eventos en la ciudad que nos pueda aportar el big data, probablemente aquellos que tengan que ver con la cultura tengan mucho más interés para nosotros que aquellos eventos que puedan ser deportivos o de ferias empresariales. Es decir, un pequeño número de eventos específicos (small data) puede reportarnos en nuestro caso particular un mayor retorno y beneficio que todos los eventos (big data) que tienen lugar en una gran ciudad.
Si además podemos combinar ese ‘paquete de datos específico’ con el tiempo meteorológico que vamos a tener en nuestro destino en los próximos siete días y obtenemos también el dato de número de vuelos que llegan al aeropuerto de nuestra ciudad, estaremos aplicando el small data a nuestro establecimiento en particular y podremos ofrecer mejores experiencias a nuestros clientes.
El big data, por el contrario, trataría los datos de forma mucho más abstracta, manejando datos e información de todos los clientes potenciales de una ciudad o de un conjunto de hoteles con características parecidas al nuestro, incluso con información de redes sociales entre otra tanta información que existe en Internet.

Small data: el núcleo del PMS

El small data debería, sin duda, ser el núcleo de cualquier PMS. Toda aquella información accesible a través de internet y útil sobre nuestros clientes, pero personalizada a mi establecimiento. Se crearán nuevas herramientas y módulos que ayuden a la toma de decisiones como las herramientas de inteligencia artificial para la fijación de precios.
De esta manera existirán programas y aplicaciones desarrolladas y basadas en la inteligencia artificial, diseñadas para que cada establecimiento, a su medida, pueda obtener el máximo rendimiento.
Desde MasterYield estamos trabajando en un nuevo software en el que aplicamos el análisis de datos con una estrategia de minería de datos menos generalista y más eficiente, en vez de obsesionarnos en aplicar costosos sistemas de almacenaje de datos y aplicar complejos algoritmos para ordenar toda la ingente cantidad de información disponible. De esta manera estamos aplicando el small data, que es lo que realmente necesitamos.
Además, ya lo dijo el gran Leonardo Da Vinci con una de sus mejores frases: “La simpleza es la mayor de las elegancias“. Y parece que el small data cumple con todos los requisitos.

Imágenes cedidas: envato