audiencia posicionamiento web marketing de contenidos

El marketing de contenidos sigue ganando enteros para Google. El gigante tecnológico ha anunciado una nueva actualización de su algoritmo de búsqueda que permitirá a los usuarios encontrar contenido de más calidad. Aseguran que los cambios tenderán a reducir el contenido de poca calidad o poco original, dando mayor relevancia a aquellos novedosos, útiles y creíbles.

Es decir, si el marketing de contenidos era importante, ahora lo va a ser mucho más. Los textos creativos y descriptivos sobre nuestro hotel, sobre las comodidades que ofrece, los servicios, los eventos que organiza o las actividades que lleva a cabo serán fundamentales para tener un buen posicionamiento en Google. En definitiva, los artículos que se centren en el precio, en la campaña promocional o en el típico descuento tendrán mucha menos relevancia. Google busca las experiencias, busca la estimulación del huésped a través de productos y servicios más que a través del precio. Eso sí, no podemos obviar, y esperemos que Google tampoco lo haga del todo, que el precio sigue siendo uno de los mayores factores a la hora de decidir una reserva. Aun así, para eso están los filtros en su metabuscador.

Mucho más que textos en la web

Aun con todo, más allá de lo que pueda beneficiarnos Google, hemos de tener en cuenta que el marketing de contenidos va mucho más allá de los textos que publiquemos en nuestra web. Debe ser una estrategia transversal en nuestra compañía y estar presente en todos los impactos que lancemos al cliente: estrategias SEO, email marketing, post en redes sociales, podcast, vídeos, infografías o artículos en blogs que deben aportar valor. ¿Y quién aporta este valor en nuestro hotel? Cualquier profesional que trabaje en él. Es decir, tenemos que dar voz al recepcionista, que cuente sus experiencias. A la camarera de pisos, al event manager, al instructor de tiempo libre, al personal de cocina… Todos pueden aportar un valor que resulte atractivo para tus clientes. Déjales que cuenten su historia, su buen hacer. Y el encargado del contenido de valor ya se encargará de darle forma.

Y, cómo no, tenemos que apostar por el B2B: esto es, tus iniciativas estratégicas pueden ayudar a otros hoteles a posicionarse, a crecer y a aprender. Así, gana todo el sector; quizá sea el momento de dejar de mirar al resto como competencia a la que ‘robar’ huéspedes. Vamos a trabajar conjuntamente para hacer de nuestro destino un destino atractivo y atrayente. El marketing de contenidos funciona como una red que poco a poco va ampliándose, haciendo que se corra la voz sobre nuestro hotel, sobre nuestro buen hacer y nuestras estrategias. Al final, nuestra apuesta de valor juega un papel muy importante a la hora de atraer al consumidor, sobre todo en esas fases previas en las que está soñando con un destino y planificando unas futuras vacaciones.

El marketing de contenidos no sale gratis

Pero, lógicamente, el marketing de contenidos no es gratis. Debe ser una parte esencial de nuestra estrategia de Ventas y debemos por tanto pagar por ello. Porque no todo el mundo sabe escribir un texto atractivo ni crear contenido que aporte valor. A esto hay que sumar creatividades, infografías, fotos profesionales, vídeos evocadores… Todo ello sin olvidar los análisis posteriores de cada una de nuestras campañas y los informes correspondientes. Aun así, si se hace bien, el marketing de contenidos resulta más barato y provechoso que las campañas de pago por posicionamiento o por aparecer de forma destacada en metabuscadores. De todas formas, no siempre contamos en nuestros departamentos de Marketing con expertos que sepan afrontar este tipo de contenido con garantías.

Probablemente, conozcan las historias que queremos contar, pero se pierdan en los entresijos del SEO, el algoritmo de Google o los textos experienciales. Por eso, aliarse con alguna agencia de marketing digital hotelero puede ser la clave del éxito en esta nueva era. ¿Te animas?

Imágenes cedidas: Unsplash

3 COMENTARIOS