viajes de última hora

Así como ha cambiado la forma de viajar, también ha cambiado la manera en que los viajeros planifican sus vacaciones. Los eventuales rebrotes en algunas zonas han hecho que las reservas de última hora estén ganando terreno en este verano tan atípico en el que los españoles no han renunciado a sus vacaciones, pero prefieren escoger destino poco antes de partir.

Esta tendencia pos-COVID ha provocado que el 60% de las reservas que se realizan actualmente sean para escaparse en menos de 15 días, según datos de Weekendesk.es, portal especializado en escapadas temáticas.

La incertidumbre ha hecho que las reservas “last minute” hayan experimentado un crecimiento del 14%, con respecto al año pasado. Los españoles han dejado a un lado la costumbre de organizar el verano con antelación para dejarlo todo, prácticamente, para última hora. Tanto así, que las reservas de menos de 6 días de antelación son las que acaparan el 40% de las ventas, es decir, que el viaje se planifica en menos de una semana. Un 20% de los usuarios compra sus planes a menos de 13 días de la fecha de partida, de acuerdo a los datos de Weekendesk.

“Las vacaciones siguen siendo una prioridad para muchos este verano, solo que ahora nos organizamos con menor anticipación. En estos momentos de incertidumbre, estamos viendo que los españoles son bastante precavidos en cuanto al destino. Eso hace que decidamos nuestro destino poco antes de emprender el viaje, sopesando nuestra elección en función de las medidas que se tomen en cada lugar”, ha explicado Brigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk.

Madrileños, vascos y aragoneses, en última hora

Hay comunidades en las que esta práctica se ha reforzado considerablemente y se ha convertido ya en una manera de viajar. Los aragoneses son los que prefieren esperar a tener casi la fecha encima para tomar una decisión: el 66% reserva menos de 13 días antes de salir de vacaciones. Su destino favorito es la propia región y, preferiblemente, a menos de 2 horas de casa (32% de las reservas).

Los otros que prefieren esperar más para adquirir su paquete son los madrileños y los vascos. El 64% lo hace a menos de 13 de emprender viaje. El 35% de los madrileños busca destinos a menos de 2 horas de su lugar de residencia, mientras el 36% de los vascos toma la misma decisión.

Por su parte, el 63% de los castellanoleoneses también es partidario de planificar su viaje cuando falten menos de dos semanas de la fecha elegida. Algo similar sucede con los catalanes y gallegos, donde el 60% de las reservas, respectivamente, son para escaparse en menos de dos semanas.