barceló aracena arte
Barceló Aracena decora sus habitaciones con obra de eaC

Cada vez son más los hoteles que se paran a pensar en obras de arte para decorar sus habitaciones. Pero, ¿cómo funciona el mercado del arte en el sector hotelero? ¿Cómo eligen los hoteles qué cuadros compran?

No cabe duda de que en los últimos años, la decoración artística de las habitaciones, así como de las zonas comunes, ha mejorado. Pero, ¿es suficiente? Hasta hace diez o quince años, las cadenas hoteleras decoraban sus habitaciones eligiendo entre un puñado de imágenes pre-producidas que apenas decían nada al huésped. Daba igual el hotel que visitaras. Todos tenían los mismos cuadros de flores y paisajes, una y otra vez. Incluso viajando a hoteles de países diferentes.

Pero en los últimos tiempos, todo esto ha cambiado para bien. Los hoteles, restaurantes y oficinas tienen la opción de elegir entre un sinfín de obras de arte y adaptarlas a su edificio y su decoración.

Esto es, por ejemplo, lo que facilita el Espacio Artístico C (eaC), un grupo de artistas que lleva 20 años trabajando en el mundo de la decoración, realizando obras en cualquier técnica y soporte, desde óleo en tela hasta acuarela en papel. En este espacio se reúnen las técnicas más tradicionales con las más modernas. Además, son también especialistas en grabado, en todas sus formas: agua fuerte, punta seca y xilografía o collagraf, fundiendo también en imagen digital.

eac cuadros

El arte despierta el confort

Pero todavía falta mucho camino por recorrer. Aunque ha habido ciertas mejoras, “la decoración sigue sin tener muy en cuenta a un elemento fundamental, los cuadros”, nos indica Beatriz López, una de las artistas que forma parte de eaC. La mayoría de los hoteles, sobre todo los boutique, pretenden convertir sus habitaciones en acogedoras, cómodas y hogareñas. Además de brindar un toque personal. Es decir, para que el huésped se sienta como en casa.

“Nuestra casa es nuestro refugio, por eso cuando viajamos necesitamos encontrar esas mismas sensaciones allá donde vamos, para que no parezca que estamos en la habitación de un hospital”, describe Beatriz.

Por eso, el arte no puede pasar desapercibido. Hay hoteles que apuestan por el mobiliario y la pintura, pero se olvidan del arte que decora las paredes. “Imaginad que una persona que va vestida con ropa de diseño usara complementos de mercadillo”, bromea. “Eso es lo que está pasando con los elementos decorativos de las habitaciones, sobre todo con el arte”, concluye.

Pero, ¿por qué no hay todavía una apuesta decidida? “Creemos que por dos motivos fundamentales”, señalan desde aeC. “En primer lugar, porque hay una creencia de que el arte es caro, y, por otro, porque falta información respecto a ciertas técnicas como el grabado. Por eso, los artistas tenemos que hacer un esfuerzo y acercarnos al mundo de la decoración”, explica Beatriz López. “Tenemos que demostrar que se puede comprar arte sin necesidad de pedir un crédito”.

Asimismo, en eaC cuentan que han creado un nuevo concepto dentro del mundo de la decoración para satisfacer las demandas del mercado actual. “Lo llamamos pret-a-portart, creando lienzos pintados mano, de máxima calidad a muy buenos precios, elementos indispensables para ambientes de alta creación”.

¿Cómo actúan los hoteles?

En el panorama hotelero actual encontramos muchas formas de proceder. Por ejemplo, Barceló es una de las cadenas que ha apostado claramente por el arte. De hecho, una de sus últimas aperturas, Barceló Aracena, en plena sierra de Aracena (Huelva), cuenta con obras de este colectivo artístico.

barceló aracena arte
Barceló Aracena con obras de eaC

Aun así, casi todas las cadenas permanecen fieles a su imagen de marca, por eso son los artistas quienes tienen que adaptarse a ellas. A día de hoy, la imagen importa mucho en esta industria, pues a veces es lo único que distingue a un hotel de su competidor. Para unos, las pautas de arte pueden obligar al uso de ciertos colores o texturas. Aun así, cada aspecto de la decoración, incluido el arte, debe aportar esa sensación de familiaridad y confort.

Por su parte, otros siguen una estrategia común en todos sus hoteles. Es el caso de los hoteles Indigo, de IHG. Estos hoteles exigen que todas sus habitaciones se decoren con fotos en blanco y negro tomadas a pocos metros del hotel. Lógicamente, los huéspedes no encontrarán las mismas fotos en todos sus hoteles, pero sí encontrarán un estilo uniforme en todos estos alojamientos de la marca Indigo.

hotel indigo madrid gran vía
Las fotografías marcan la identidad del Indigo

¿Cómo llega un artista a un hotel?

A menos que tenga relación con alguien de la industria del diseño hotelero, los artistas tienen dos formas de llegar a los hoteles. Primero, son muchos los hoteles que reclaman ideas cada cierto tiempo con el objetivo de cambiar o implementar el diseño de sus habitaciones. Hay que estar atentos y enviar bocetos.

Por otro lado, otra muy buena opción es pertenecer a grupos como eaC o trabajar con consultores o asesores de arte. Estos colectivos y profesionales tienen conexiones con la industria hotelera y pueden ayudar a los artistas a combinar sus trabajos con la imagen concreta de una determinada marca.

En definitiva, tanto los hoteles como los artistas tienen que estar más despiertos para dar ese impulso que el sector necesita. Porque si queremos que el huésped se sienta como en casa, ¿qué mejor que hacerlo contemplando obras que despierten algo en su interior?

1 COMENTARIO