movilidad turismo digital

Después del fuerte golpe de la pandemia al sector turístico, es imprescindible adelantarnos y conocer las claves que marcarán el futuro de la industria. Si bien el turismo ha estado durante años abrazando las innovaciones que iban llegando, la crisis sanitaria ha acelerado todos los procesos. También ha puesto de manifiesto que los procesos de digitalización no están tan avanzados como pensábamos.

Por ejemplo, a veces se nos olvida que los móviles se han convertido en una extensión de los brazos de los turistas. Estos ya no acuden tanto a los ordenadores, sino que utilizan este tipo de dispositivos para investigar destinos y hacer sus reservas.

«El móvil se convierte en el nuevo centro de operaciones del turista, no solo para informarse de su viaje, sino para poder gestionar todas sus necesidades de transporte y movilidad», asegura Sergio Díez, cofundador y director de Connected Mobility Hub. Se trata de un ecosistema de innovación en nuevas soluciones de movilidad integrado por 140 startups y PYMES asociadas.

Este experto ofreció una ponencia sobre la «nueva movilidad» en los sectores de la operativa turística en el Foro de Innovación y Conocimiento de Origen y Destino que se celebró en Málaga a principios de mayo.

Dentro de esa charla, Díez trató la necesidad de la adaptación de destinos turísticos litorales mediante la integración de soluciones tecnológicas avanzadas de movilidad. Estas contribuirán a facilitar la interacción entre turista y destino de una forma sostenible.

«La calidad del transporte y la movilidad son factores clave para el turista a la hora de elegir el destino. Cuanto más cómoda, asequible, interconectada y variada sea la oferta, mayor índice de atracción turística», opina.

El futuro de la movilidad en el turismo tiene la palabra «digital» clavada en la frente

Además, insiste en que si miramos hacia los años venideros no cabe duda de que el panorama estará protagonizado por lo digital. «El futuro de la movilidad en el turismo se ve claramente digital, con acceso directo desde a una sola aplicación a todos los servicios de movilidad de la ciudad», señala.

Dentro de este ámbito, la inteligencia artificial se verá especialmente reforzada como herramienta para adquirir datos de los clientes. «Permitirá ofrecer una oferta más personalizada y satisfactoria», continúa Díez.

El profesional concluye con la siguiente afirmación: «Pensamos que las ciudades son de las personas y queremos articular esa movilidad en torno a ellas. Si queremos generar un cambio, lo tenemos que hacer con una innovación que produzca modelos rentables público-privados«.