The Rooms of Rome room mate en roma

Room Mate Group anuncia que están monitorizando todas las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) respecto al coronavirus en Italia.
Por eso, y a fin de facilitar al máximo el bienestar de sus huéspedes, desde la cadena presidida por Kike Sarasola han aprobado flexibilizar las políticas de cancelación o modificación para todas las reservas sin derecho a cancelación con entrada antes del 15 de marzo en cualquier de sus alojamientos en Italia.

Flexibilidad para todos los canales

Si el cliente desea anular el viaje, guardarán el depósito de dicha reserva para que puedan redimirlo durante los próximos 6 meses, tomando como inicio de este periodo la fecha original de entrada del cliente.
Además, tomarán esta medida con todas las reservas, independientemente del canal por el que se haya reservado (OTAs, web, call center, agencia de viajes, etc.)
“Estamos en contacto permanente y cercano con todas las autoridades y clientes a través de todos nuestros canales (web, call center, redes sociales…)”, asegura Yeyo Ballesteros, director de comunicación de Room Mate. A su vez, quiere agradecer a todo el equipo de la compañía “el gran esfuerzo que está realizando, demostrando que las personas son nuestra prioridad”.
La cadena posee apartamentos y hoteles en Milán y Roma y un hotel en Florencia.

Llamamiento a la responsabilidad

El sector turístico tiene el firme compromiso de pensar ante todo en las personas y en su bienestar. Y la cooperación internacional es vital para garantizar que el sector pueda contribuir de manera efectiva a contener el COVID-19. La OMT y la OMS trabajan en estrecha concertación entre ellas y con otras partes para ayudar a los Estados a garantizar que las medidas sanitarias se implementen de manera que se minimice cualquier interferencia innecesaria con el tráfico y el comercio internacional.
La respuesta del turismo debe ser medida, coherente y proporcionada a la amenaza para la salud pública. Además se debe basar en una evaluación del riesgo local, teniendo en cuenta cada eslabón de la cadena de valor del turismo, en sintonía con las orientaciones y recomendaciones generales de la OMS.
La OMT y la OMS están preparadas para trabajar en estrecha colaboración con todas las comunidades y países afectados por la actual emergencia sanitaria, para construir un futuro mejor y más resiliente. Imponer restricciones a los viajes más allá de eso puede promover una interferencia innecesaria con el tráfico internacional y repercutir negativamente en el sector turístico.

1 COMENTARIO