coronavirus riesgo contagio vacaciones mascarilla

El puente de la Constitución ha sido tradicionalmente uno de los más esperados por los españoles y este año se perfila como uno de los más demandados, a pesar de la implementación de pasaporte Covid en algunas regiones, con un incremento de las ventas que ronda el 24% con respecto a otros fines de semana largos, según cifras de Weekendesk.es. Estos datos confirman la tendencia de la recuperación de los viajes cortos que se ha venido consolidando en los últimos meses, como principal opción de vacaciones en esta etapa post-pandemia.

Las reservas para este fin de semana superan considerablemente a las registradas en los puentes anteriores, en momentos en los que el sector de los viajes cortos comienza a acercarse a los niveles de pre-pandemia. Para este puente de la Constitución, las ventas se ubican apenas un 12% por debajo de ese mismo período de 2019 y retoma la tendencia que veníamos viendo antes del Covid de aprovechar cada fin de semana largo para darse una escapada.

Exprimir el puente al máximo

El objetivo será exprimir al máximo el importante número de días que tienen los españoles por delante. El 58% son para reservas que comienzan el mismo viernes o sábado, es decir, desde el inicio del puente, y más del 60% son para estancias de más de 2 noches en destino, por lo que se prevé que, además, será el puente más largo y más aprovechado de este año.

“A pesar de las noticias que hemos estado escuchando recientemente y de las nuevas condiciones en torno la obligatoriedad de la vacunación en determinados establecimientos, se mantiene un muy buen ritmo de reservas y búsquedas para los próximos días, mucho más significativo de lo que hemos visto el resto del año», explica Brigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk.

«Esto es una evidencia de que estamos cada vez más cerca de afianzar la recuperación del sector turístico, especialmente, en lo que a turismo de proximidad se refiere, al continuar siendo la propia España el destino favorito de los españoles. Además, esta evolución demuestra el aumento de la confianza de los consumidores en todos los actores implicados en los viajes, lo cual es determinante para mantener esta consolidación”, añade.

Aumentan las cancelaciones

No obstante, a medida que han ido aumentado las noticias con respecto al pasaporte Covid, se han ido produciendo cancelaciones en determinadas regiones en favor de otras comunidades donde no existen este tipo de restricciones. Según Weekendesk, las cancelaciones se sitúan en un 20% sobre el total de reservas. Sin embargo, pese a estas circunstancias, Cataluña, donde acaba de entrar en vigor el certificado Covid, se mantiene a la cabeza como la comunidad autónoma preferida sumando el 19% de las ventas, siendo Barcelona la ciudad más demandada, no sólo a nivel regional sino también nacional, con el 8% de las ventas. Le siguen Andalucía (14%) y Castilla y León (12%), ésta última con un significativo incremento en sus ventas.

En lo que a provincias se refiere, además de Barcelona, también se posiciona en el ranking Alicante (7%), para quienes quieren aprovechar el sol en la costa, especialmente en Benidorm, que. La provincia de Salamanca, con el 5%, se cuela gracias a la alta demanda de planes que ha tenido Vega de Tirados, como opción de escapada en un entorno natural y tranquilo.

¿Los más viajeros? Los clientes procedentes de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía, la Comunidad de Madrid y Castilla y León.

Viajes más exclusivos y más wellness

Relajarse y disfrutar de una buena comida son las prioridades de los españoles para este puente. Los paquetes Premium que ofrecen diversas actividades, principalmente wellness y gastronómicas, siguen siendo la principal demanda acaparando más de la mitad de las reservas. Todo ello en hoteles de 4 y 5 estrellas que suman más del 60% de las ventas.

Los spas, los balnearios, el jacuzzi privado, los masajes, las comidas y cenas degustación… son algunas de las actividades que conforman el plan perfecto para recargar las pilas y regresar a casa como nuevo.

El auge de los paquetes con actividades más exclusivas ha incidido directamente en el aumento del gasto que están dispuestos a hacer los españoles para tener unas vacaciones ideales. Para este puente hablamos de un incremento del 14% con respecto a 2019, con una cesta media de 247 euros por pareja.

Imágenes cedidas: Claudio Schwarz | @purzlbaum

1 COMENTARIO