Parador de Aiguablava verano de paradores

Paradores cierra el verano con los mejores datos de toda su historia: 448.533 habitaciones ocupadas y unas ventas que alcanzan los 101,7millones de euros, lo que supone un incremento del 37,6% respecto al año 2020 y un 14% más que en 2019.

Un récord de habitaciones vendidas e ingresos durante los meses de julio, agosto y septiembre. A esto hay que sumar los más de 800.000 desayunos y 750.000 cubiertos vendidos durante este periodo.

En cuanto a la ocupación media de la temporada estival (julio, agosto y septiembre) se ha superado el 83%, llegando al 95% los fines de semana.

(julio-agosto-septiembre)

«Estamos en fase de recuperación»

“A pesar de que el primer semestre del año ha sido complicado en el sector turístico, estas cifras demuestran que estamos ya en fase de recuperación y esperamos cerrar el año con un ebitda positivo”, señala Pedro Saura, presidente de Paradores.

En una campaña estival marcada por la caída del turismo extranjero, un año más los españoles han confiado en Paradores. El hecho de que la mayoría de sus establecimientos se sitúen en lugares apartados, alejados del turismo masificado, así como el tamaño de sus hoteles -casi todos medianos o pequeños-, facilita una implantación rigurosa de controles de seguridad e higiene para convertirlos en el lugar turístico más seguro para pasar las vacaciones.

Estos datos demuestran que la estrategia seguida por Paradores funciona: “En Paradores hemos apostado por un turismo sostenible, seguro y de alto valor añadido, por eso nos sentimos orgullosos de que los españoles hayan vuelto a confiar su tiempo libre en nosotros”, concluye.

Perspectivas último trimestre

En cuanto al cliente extranjero, Paradores afronta el último trimestre de 2021 con optimismo y prudencia. Las reservas están aumentado respecto al año pasado, siendo Francia y Estados Unidos los que mayor incremento han experimentado con una subida del 66% y un 1.000% respectivamente, seguidos del cliente de Reino Unido y Alemania.

1 COMENTARIO