málaga summit marketing turístico

Las vacaciones de verano –y de todo el año- se han redefinido. Disfrutar y conocer nuevos destinos siguen siendo los principales objetivos, pero ahora con un componente muy personal de desconexión. Ya no se trata solo de visitar un lugar porque llama la atención por algo en concreto.

La meta es vivir una experiencia reconfortante, única y en consonancia con nuestros deseos de evadirnos por un momento de la realidad. Los nuevos perfiles surgidos tras la pandemia no solo han cambiado las actividades, sino también los destinos que se eligen, según un análisis de la agencia de viajes online Rumbo.es, en función de las reservas realizadas en las últimas semanas por los usuarios.

Estos cambios en los hábitos y en las expectativas de los turistas han incidido de manera muy positiva en la demanda de los destinos, tanto de sol y playa como urbanos. Y no solo por los turistas locales, sino también por los extranjeros que ven España como un refugio. A continuación, un análisis de Rumbo.es sobre los tipos de viajeros y los destinos más solicitados por estos para las vacaciones de sus sueños:

El viajero solitario: más vale solo… o con adultos

Alejarse de las aglomeraciones es uno de los objetivos en esta época post-covid. Por eso no es de sorprender que la demanda de las personas que viajan solas, a su aire, siga creciendo. Al igual que la tendencia por los alojamientos adults only, gracias a sus servicios de carácter más personal, como la posibilidad de relajarse en un spa privado…solo, sin la menor molestia. Menorca y sus recónditas calas con alojamientos exclusivos triunfan entre este tipo de perfiles, con un aumento global de las ventas del 136%, frente a 2020 ¿Jacuzzi con vistas al mar? Aquí lo tienes y son de ensueño.

¿Mar y ciudad? Para ello está Málaga. Su oferta cultural para descubrir a grandes como Picasso, así como la posibilidad de contemplar el mar desde cumbres como el Castillo de Gibralfaro, ha hecho que este destino tenga un repunte 231% en este segmento, en comparación con el año pasado. Los adultos más urbanos optan por lugares como Bilbao, Valencia y la ciudad de la luz: París. Entornos muy distintos, pero con unas opciones de ocio y gastronomía inigualables.

El viajero enamorado: media naranja, lujo y relax

Los viajes con la media naranja han repuntado adquiriendo un significado muy especial. Ya no se trata de una escapada romántica, ahora debe tener un nivel luxury. Canarias es quien gana en este segmento, concretamente sitios como Puerto de la Cruz, con un incremento del 223% en las ventas, el cual se ha convertido en uno de los destinos favoritos de las parejas que buscan establecimientos con servicios Premium y en medio de enclaves naturales.

Puerto del Carmen, por su parte, ha tenido un aumento espectacular por encima del 135% en las reservas, con respecto a 2019. La posibilidad de combinar jornadas practicando deportes de agua y excursiones marítimas con momentos de relax ha ganado el favoritismo de los enamorados más aventureros.

Y aquellos que quieren una nueva luna de miel fuera de las fronteras tenemos a la más soñada por los cupidos ¿París? ¡No! Roma, la ciudad eterna. En lo que va de año mantiene un crecimiento del 2% del total en las ventas. Un paseo de noche por sus antiguas calles con encanto al calor del verano y degustando de una cena en sus exclusivos restaurantes reaviva la llama del amor y deja momentos memorables.

El viajero urbano slow: la ciudad es mi vida

El verano no es siempre sol y playa. Hay quienes están aprovechando este momento para redescubrir nuevas ciudades y disfrutar de los urbano desde la perspectiva slow travel: sin pausa, pero sin prisa, tendencia que está arrasando ¿Por qué no Bucarest?

Esta es la pregunta que se han hecho muchos que aprovecharán el buen clima para deleitarse frente al icónico Palacio del Parlamento y perderse en sus calles y mezcla de estilos. Sofía, y sus dos mil años de historia, es otra de las capitales que deslumbran a los culture lovers. De ahí que las reservas hayan aumentado un 57% con respecto al año pasado.

Los que prefieren no traspasar fronteras se han decantado por Santiago de Compostela, donde las ventas se han disparado un 274% frente a 2020. Hay quienes tenían como asignatura pendiente realizar el Camino de Santiago y han decidido retomarlo para tener un verano realmente completo: naturaleza, aventura, desconexión, cultura, religión y ¡cómo no! Buena gastronomía.

El viajero grupero: el gran reencuentro con la familia, amigos y todo el que venga

Es hora de recuperar el tiempo perdido. En estos momentos en los que las restricciones se han relajado, muchos españoles están aprovechando para volver a reunirse con sus seres queridos después de tanto tiempo. Será el verano de los reencuentros ¿Dónde? La costa es la que gana la partida. Nada mejor que la playa. Fuerteventura se perfila como la estrella del verano con amigos y familia. Cruceros, senderismo, escaladas, safaris, excursiones en quad… tantas cosas que se pueden hacer para echar unas risas y disfrutar del tiempo juntos.

La Costa de Adeje, en Tenerife, se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los enclaves familiares más deseados, con una subida este año en las ventas del 220%, en comparación con hace un año. Su extraordinaria oferta de family resorts a orillas del mar son el principal gancho. Allí las familias tienen garantizados unos días de diversión sin igual, con servicios adaptados a todas las edades para que tanto padres como niños puedan sacar provecho a las vacaciones.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com