Affective learning y desarrollo experiencial: el enfoque innovador del Hotel Alimara

0
653

El Hotel Alimara se ha convertido en un referente de colaboración entre empresas y universidades, brindando oportunidades de desarrollo y formación en el ámbito hotelero. Álvaro Arrieta, director del Máster en dirección hotelera y de restauración del CETT-UB, impartió una ponencia en el TecnoHotel Forum, donde destacó la importancia de la colaboración y la formación del talento en el sector.

Arrieta hizo un llamado a todas las partes interesadas, incluyendo hoteles, empresas tecnológicas e instituciones, a unirse en una iniciativa de fidelización y captación de talento. Su propuesta se basa en la creación del Hotel Universitario, una entidad que vincula el ámbito académico con el empresarial e institucional. Para contextualizar esta idea, Arrieta presentó el Hotel Alimara del CETT-UB, un centro adscrito a la Universidad de Barcelona que ha construido un sólido tejido académico y empresarial a lo largo de sus 54 años de existencia.

Hotel Alimara, a la vanguardia de la industria

El Hotel Alimara, un establecimiento de cuatro estrellas con 170 habitaciones ubicado en el campus del CETT-UB, se ha convertido en el epicentro de esta iniciativa de colaboración. Durante mucho tiempo, el hotel funcionó de manera independiente, pero se vio la necesidad de dar un salto cualitativo para estar a la vanguardia de la industria. Inspirados en el modelo del Hospital Clínic de Barcelona, Arrieta propone el concepto del Hotel Universitario Alimara, donde se establece un laboratorio de investigación y se desarrollan soluciones innovadoras para el sector.

El proyecto del Hotel Universitario Alimara se basa en cuatro dimensiones principales: servicios en hospitalidad, formación, investigación y desarrollo, y sociedad. La intención es especializarse en estas áreas y convertirse en un referente en la formación de talento en la industria hotelera.

Para hacer realidad esta visión, Arrieta presenta el Alimara Lab como modelo de cambio, inspirado en el concepto de aprendizaje afectivo. Este enfoque busca crear conexiones emocionales en el proceso de formación, fomentando un espíritu crítico en los alumnos.»Nuestro formato es el Affective learning, es decir, no queremos hacer un aprendizaje basado en un elemento tradicional, sino un aprendizaje basado en elementos afectivos, en conexiones emocionales que podamos entender para que el alumno construya ese espíritu crítico a partir de las emociones», explica Arrieta.

director del Máster en dirección hotelera y de restauración del CETT-UB, Álvaro Arrieta ponencia en tecnohotel forum sobre el hotel alimara

Los proyectos de Alimara Lab

El ponente compartió ejemplos concretos de proyectos desarrollados en los últimos años a través del Alimara Lab y apliados en este hotel universitario. Estos proyectos involucraron la investigación aplicada, el desarrollo experiencial, la innovación y la transferencia de conocimiento.

Por ejemplo, se han creado 17 pop-ups gastronómicos temáticos en el hotel, donde los estudiantes emprendieron proyectos propios. «Es un modelo construido completamente por los estudiantes, es decir, desde la propuesta de valor hasta la fijación del ticket medio, el seguimiento de los inventarios, las compras… con la responsabilidad que eso conlleva», asegura. Y ha funcionado: «Hemos conseguido que el cliente pague 50 euros por ir a un hotel universitario y vivir una experiencia a nivel gastronómico». 

Los alumnos también han empezado a desarrollar sus propios proyectos de emprendimiento en el hotel. Lo han implementado en el diseño de la experiencia del cliente en las habitaciones, utilizando la tecnología y la creatividad de los propios estudiantes. «Después medimos con una serie de parámetros científicos todo este desarrollo experiencial». 

Arrieta resaltó la importancia de la innovación y la tecnología en esta iniciativa, así como la necesidad de financiamiento para llevar a cabo proyectos de desarrollo y prototipado, de ahí que busquen inversión europea. Para ello, se busca establecer alianzas con empresas y acceder a fondos europeos para impulsar la investigación y la colaboración en el ámbito hotelero.

El director del Máster en dirección hotelera y de restauración del CETT-UB concluyó su ponencia con una invitación a todas las empresas y profesionales del sector a formar parte de esta revolución educativa. Destacó que el objetivo pasa por que el Hotel Alimara y el Hotel Universitario se conviertan en un espacio dinámico donde el conocimiento académico se combine con la experiencia empresarial, fomentando la fidelización y captación de talento.

director del Máster en dirección hotelera y de restauración del CETT-UB, Álvaro Arrieta ponencia en tecnohotel forum sobre el hotel alimara

Colaboración empresa-universidad

Arrieta señaló también que la colaboración entre empresas y universidades es fundamental para impulsar la profesionalización y mejora del sector hotelero. Al involucrar a los estudiantes en proyectos reales y ofrecerles oportunidades de intra-emprendimiento, se les prepara para ser competitivos en la industria y satisfacer las demandas del futuro.

Y el testeo no tiene límites. De hecho, el CETT-UB se acaba de adentrar en un proyecto con fondos europeos «donde básicamente queremos trabajar sistemas de neurociencia computacional para mejorar la experiencia multisensorial en el ámbito gastronómico», señala Arrieta. Ahí está el valor añadido de este tipo de proyectos: en la universidad de puede probar todo, sin miedo al fracaso. «Ningún restaurante u hotel nos va a permitir arriesgar a estos niveles», señala Arrieta. 

En cuanto a la transferencia de conocimiento, Arrieta mencionó la importancia de publicar los resultados de las investigaciones realizadas en el Hotel Universitario. Señaló que se han publicado artículos científicos europeos que abordan temas como el impacto de las fragancias en las habitaciones de hoteles y la preferencia del consumidor entre el agua mineral y el agua filtrada. Estos estudios tienen como objetivo proporcionar información valiosa tanto para la comunidad científica como para el sector hotelero.

En resumen, la ponencia de Álvaro Arrieta sobre las oportunidades de colaboración empresa-universidad en el Hotel Alimara destaca la creación del Hotel Universitario como un espacio innovador para la formación, investigación y desarrollo en el sector hotelero. Esta iniciativa busca involucrar a empresas y profesionales en proyectos conjuntos, impulsando la profesionalización y mejora continua del sector. «Les invito a que formen parte de esta revolución que se llama educación; os invito a que empecéis a formar el talento conmigo», concluyó. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí