Los recultadores exigen empatía y flexibilidad

Más allá del conocimiento académico, los reclutadores del sector hotelero hacen especial hincapié en aspectos como la empatía, la flexibilidad y la capacidad de adaptación.

El grupo internacional Accor, Four Seasons, Hyatt, Mandarin Oriental o Marriott’s International son algunos de estos reclutadores han entrevistado a los alumnos de Les Roches Marbella, escuela de alta dirección hotelera.

En esta visita, el 93% de las empresas asistentes buscaban estudiantes para puestos en prácticas, el 52% para programas de formación en cargos de supervisión, el 60% para empleos de nivel inicial y el 31% para roles de supervisión.

Con más de cien compañías presentes y tras completarse 4.000 conversaciones, la jornada finalizó con un total de 577 estudiantes atendidos. Four Seasons, Mandarin Oriental y el grupo Marriott’s con el Ritz Carlton, W o Edition, se encuentran entre los favoritos de los alumnos que buscan acceder al empleo en el sector.

Cada semana se acercan al campus grandes marcas nacionales e internacionales que esperan de sus futuros empleados excelencia en el servicio y subrayan entre las cualidades más importantes la empatía y la flexibilidad, más allá del conocimiento académico.

Este año se ha materializado la necesidad de personal con una actitud de servicio al cliente también en otros sectores. De hecho, el 35% de los recién graduados de Les Roches es reclutado para trabajar en industrias no vinculadas con la hotelería.

“La calidad del servicio es lo que permite a las marcas dar un carácter diferenciador frente a su competencia. Nosotros somos conscientes de la importancia que tienen las personas y por eso, las transformamos para que sepan gestionar a otras de manera excepcional”, afirma Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches.

Requisitos para el acceso laboral

Tener la oportunidad de desarrollar una carrera profesional después de realizar las prácticas se ha convertido en el principal reclamo de las empresas. Medio Oriente, UAE principalmente, es el destino por excelencia debido a las oportunidades laborales que ofrecen y a todas las facilidades que conceden: sus empresas proporcionan alojamiento y ayudan con el proceso de visado a sus nuevos trabajadores.

Roberto Rodríguez, director del Servicio de Carreras y Prácticas de Les Roches Marbella asegura que “el Medio Oriente es la región con mayor oferta de empleo y más variado a todos los niveles de responsabilidad, junto con Asia, que está volviendo al mercado después del parón provocado por la pandemia.”

Formación para el sector turístico

En el año 2020 la pandemia paralizó el sector turístico, pero poco a poco se ha consolidado su recuperación con un aumento notable de la actividad. Según los datos del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo, se prevé que el PIB turístico crezca una media anual del 5,8% en los próximos diez años, es decir, que duplique el porcentaje estimado para la economía mundial (2,7%).

Carlos Díez de la Lastra corrobora: “En Les Roches nuestros alumnos reciben una media de tres ofertas laborales y la demanda sigue aumentando. Esto es un síntoma de lo que sucede en el mercado. Las oportunidades están resurgiendo con fuerza”.

Para hacer posible esta reactivación turística, el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, desde el inicio de su mandato situó a la juventud como el presente y el futuro del sector.

Asimismo, Les Roches y la Organización Mundial del Turismo han firmado un memorando de entendimiento que reafirma la voluntad de ambas partes de proseguir con su colaboración en áreas fundamentales como el emprendimiento, la capacitación de los jóvenes y la transformación digital.

Un modelo educativo basado en el aprendizaje experiencial y la filosofía de la disciplina y el esfuerzo ha posicionado a la escuela entre las más importantes para el empleo turístico, atrayendo cada semestre a alumnos alrededor de 100 nacionalidades.

Roberto Rodríguez afirma: “Nuestros alumnos aprenden a partir del primer día cómo funciona un hotel, desde los conocimientos más teóricos hasta la práctica. Cocinan, limpian las habitaciones, arreglan el jardín del campus y sacan la basura. Para hacer una buena gestión deben aprender desde la base, y esto es algo que valoran las empresas que vienen a reclutar talento.”