Las tres tendencias sostenibles que definen los viajes actuales

Los viajeros han tomado conciencia del impacto de sus acciones. Por eso, conviene tener en mente cuáles son las principales tendencias sostenibles de la actualidad. De esta manera, será mucho más sencillo comprender qué están buscando los turistas cuando viajan. También, descubrir cómo podría cambiar la industria en los próximos años, para adaptarse a dichas preferencias.

No podemos perder de vista que la crisis sanitaria nos ha cambiado la vida en muchos sentidos. Está claro que también ha afectado al turismo. Como ya hemos visto, ahora nos encontramos con un viajero mucho más exigente si cabe, cuya apuesta en su forma de consumir marca las nuevas tendencias turísticas y hoteleras, que ya son el presente. Es lo que afirman desde DistrictHive, pues han recogido tres de las preferencias de sostenibilidad que detectaron en Booking.

Esencial la digitalización

La tecnología implementada en el sector es ya una realidad aplastante. Entre sus ventajas está la de ofrecer un servicio del todo personalizado al cliente y una interacción mucho más directa con él. También permite una una mejora en la recopilación y gestión de datos. Desde DistrictHive destacan que ellos combinan una Inteligencia Artificial (IA)propia y el control de todos sus sistemas a través de una app móvil. De esta manera, permiten a los huéspedes tomar el control.

Mayor especialización en la oferta

Por otro lado, si hay un factor cada vez más valorado y demandado por los viajeros, ese es el de la especialización. Saber, como empresa del sector turístico, qué tienes y qué ofreces. Qué te distingue de la competencia en una industria cada vez más plagada de todo tipo de ofertas. Es por ese motivo que la innovación es tan bienvenida por los turistas. Sobre todo, porque buscan disfrutar de una experiencia única. A su vez, el slow travel y la conexión con la naturaleza son otros detalles que buscan los huéspedes.

Capacidad de adaptación

Ya no valen las reservas inmóviles, en las que nada se puede cambiar, en las que los viajeros pierden dinero o derechos o las quedan cerradas con muchos meses de antelación. Si algo ha dejado claro la crisis sanitaria de los últimos años es que ya casi nada es inamovible y que hay que adaptarse lo más rápido posible a las nuevas situaciones. En un entorno VUCA, es lógico que el viajero actual valore tanto la flexibilidad en cuanto a reservas. Cancelaciones, cambios, reembolsos… Todo ello está ya a la orden del día y los establecimientos han de adaptarse.

Imágenes cedidas: Wasa Crispbread en Unsplash, DistricHive