Los principales beneficios de vivir en un coliving

Como hemos comentado en otras ocasiones, el coliving está viviendo un buen momento debido a los beneficios que aporta. Pero, ¿cuáles son sus principales ventajas? ¿Qué está animando a la gente a apostar por este modelo de turismo o de vida? ¿Por qué cada vez más personas viven en el hotel? Y, sobre todo, ¿cómo pueden animar los alojamientos a sus huéspedes a que prueben esta tendencia?

Elegir barrio. Buscar piso. Convertirlo en un hogar. Son muchos los pasos que hay que seguir hasta sentirse como en casa. Conscientes de estas dificultades, en Cotown proponen como alternativa de vivienda ideal el coliving. Sobre todo para residir en grandes urbes. En especial ahora, que hay una escasez de viviendas junto con un aumento de jóvenes profesionales mudándose a la ciudad.

En un contexto donde el alquiler de vivienda se hace cada vez más difícil, esta es una opción que ofrece calidad, confianza y flexibilidad dentro del mercado. Por eso, desde la marca exponen cuatro diferenciales por lo que esta se podría convertir en la nueva forma de vida clave en las ciudades:

Simplicidad

Hoy en día todos queremos todo ya. Y fácil, por favor. Por eso, el coliving reúne y se encarga de coordinar para sus usuarios todo lo que necesitan para vivir: servicios incluidos, seguridad, limpieza o la posibilidad de empezar la estancia en una ciudad y continuarla en otra, con solo mandar un mail. Para los más distraídos, hasta tiene la posibilidad de abrir las puertas con el móvil.

Ubicación

Otro de los beneficios del coliving es que es una buena solución para vivir en las ciudades porque sus apartamentos están en los mejores sitios. En esos puntos de la ciudad donde se tienen buenas vistas, donde el metro está cerca y en donde se puede ir andando a la universidad o al trabajo, por ejemplo. En definitiva, sitios ideales para no perderse de nada y en donde estar al alcance de todo.

Cotown

Comunidad

En esta misma línea, otra ventaja que ofrece es la comunidad que se crea entre los inquilinos de manera «espontánea», desencadenando en la generación de sinergias y un gran escenario de networking. La clave no reside tanto en la oferta de actividades como en ofrecer edificios con personalidad, en los que se genere una atmósfera agradable para vivir.

Diseño

Por último, este uno de los puntos más importantes si lo que se busca es sentirse como en casa. Lo bueno de elegir un coliving es que desmarcan de la decoración más «clásica y típica» del alojamiento temporal. De esta manera da paso a espacios más personalizados, con muebles especialmente escogidos y donde prima el buen gusto y la estética. Para que los usuarios realmente tengan ganas de volver a casa a estirarte en el sofá.

Imágenes cedidas: Cotown