vacaciones verano crecimiento del turismo OMT

Después de dos años en los que las vacaciones se han visto fuertemente impactadas por la pandemia de la COVID-19, arranca el verano de la recuperación según ObservaTUR. Sin embargo, la situación vivida puede haber afectado de forma permanente a los hábitos vacacionales de los consumidores. Esto es lo que concluye un estudio de Kenjo, software de RRHH ‘todo en uno’ para pymes, sobre las tendencias y los cambios en las vacaciones de verano en los españoles.

Las ganas de viajar son evidentes, pero ¿sigue siendo el verano el período estrella para los españoles? Según el estudio de Kenjo la respuesta es no. Mientras que en 2020 y en 2021, el 25% de las vacaciones se pidieron para los meses de junio y agosto, en 2022 esta cifra ha bajado 4 puntos. Por el contrario, las vacaciones disfrutadas en marzo y mayo de este año han crecido un 34% con respecto al período anterior.

Evitar aglomeraciones

Detrás de este cambio de tendencias podría estar la propia pandemia. Los españoles se han acostumbrado a evitar aglomeraciones y, por eso, prefieren repartir sus vacaciones a lo largo de todo el año. La subida generalizada de precios es otra de las razones – en mayo, la inflación ascendió al 8,7%. Los salarios no siguen el mismo ritmo y los españoles prefieren alejar sus vacaciones de los períodos tradicionalmente más caros.

Menos planificación

Otra de las tendencias detectadas por Kenjo es la poca planificación a la hora de elegir las vacaciones. Es cierto que, del total de solicitudes hechas en 2022, el 70% se registraron antes de abril –un 13% más que el mismo período del año pasado-, pero teniendo en cuenta que las vacaciones se han adelantado, en muchos casos las previsiones son cortas. Esto afecta tanto a la empresa como a los trabajadores, ya que la primera ve dificultada su organización y los segundos no pueden aprovechar las ofertas 24 horas de vuelos y alojamientos. De media, las compañías tardan más de 5 días laborables en aprobar las vacaciones de los empleados.

Digitalizar los departamentos de RRHH resulta de gran ayuda para evitar este tipo de problemas. Las herramientas tecnológicas permiten a las empresas agilizar la gestión de las vacaciones. En el mercado ya existen soluciones con funcionalidades como la gestión de las ausencias que simplifican todo el proceso de solicitud, envían notificaciones a los responsables de forma automática y permiten a los empleados visualizar los días restantes o los festivos locales, así como sincronizar agendas y ausencias con otras herramientas, como, por ejemplo, Slack.

Imágenes cedidas: view apart / Shutterstock