El crecimiento de las reservas turísticas en España se ralentiza

Las reservas turísticas en España venían experimentando un boom sin precedentes en los últimos años. Gracias a ello, el verano prometía grandes datos. Como resultado, la ansiada recuperación parecía que estaba ya aquí. Pero ahora, desde Destinia, aseguran que se ha notado una bajada del elevado ritmo.

Mientras que el sector venía encadenando desde Semana Santa más de 7 semanas seguidas de crecimiento exponencial por encima de los dos dígitos porcentuales (+36% semana a semana) comparado con 2019, a lo largo del mes de junio éste crecimiento se ha ralentizado. De esta manera, ha vuelto a niveles de 2019 debido al reciente descenso de reservas de los españoles.

No parece casualidad que hayan coincidido con los anuncios de subida de la inflación y el carburante. Sin embargo, esta frenada se neutraliza gracias a las reservas de los extranjeros. En especial porque ellos siguen eligiendo nuestro país como destino preferido. Como resultado, compensan las reservas en España, manteniendo prácticamente los mismos números de reservas que en 2019 (-4%).

La situación actual de las reservas turísticas

Los destinos más afectados por esta ralentización son los que están entre los más populares entre los españoles. Es el caso de Roquetas de mar, que está en -32% de media de reservas en las últimas cuatro semanas en comparación con 2019. Lo mismo ocurre en otros lugares como Lloret de mar (-25%) o Benidorm (-7%).

Turistas Mijas

Sin embargo, aquellas ciudades más populares entre los extranjeros no se están viendo afectadas. Incluso siguen un ritmo vertiginoso de crecimiento en las últimas semanas, como son Fuengirola (+87%), Playa del Inglés (+49%), Palma de Mallorca (+117%), Mojácar (+38%) o Salou (+17%). De entre los extranjeros que optan por venir a España, lo que más crecen son los ingleses con +266%. Les siguen los alemanes (+114%) y después los franceses (+35%)

Asimismo, además de reservar más en nuestro país, su gasto medio se ha incrementado ligeramente. Ahora llega a los 670€ en comparación con los 660€ de 2019. Por su parte, lo que sí que ha bajado ha sido la anticipación con la que hacen la reserva. Lo ha hecho en casi 20 días menos frente a antes de la pandemia. Si a esto sumamos que los precios están más caros, el resultado es que vienen un día menos de media, pasando a 4 noches de media comparado con las 5 de 2019.

Como vemos, la situación parece estable. Sin embargo, hay que pensar en el futuro y en si esta recuperación es real. Así, Ricardo Fernández, Managing Director de Destinia, asegura  que «no sabemos qué pasará en septiembre cuando la bolsa de ahorros se haya gastado». «Hay que ser prudentes e intentar mantener el atractivo de nuestro destino para que los extranjeros nos sigan eligiendo y manteniendo al sector si en España los datos macroeconómicos siguen desfavorables», ha concluido.

Imágenes cedidas: Korng Sok en Unsplash, Simon Hermans en Unsplash

1 COMENTARIO