mejorar la eficiencia energética del hotel

Con el aumento de las temperaturas, el consumo energético de hogares y edificios se incrementa. Según datos de la Red Energética de España (REE), el gasto en la temporada de verano alcanza unos 300KW de media. De ahí que sea indispensable descubrir cómo mejorar la eficiencia energética. En especial, porque hay que tener en cuenta que esta ineficiencia de los edificios en España está relacionada con que tienen una antigüedad media de 45 años.

En el caso de los hoteles, aunque muchos sean más recientes, es interesante que sepan cómo mejorar este aspecto. Sobre todo ahora, que los costes son tan elevados. En esta línea, Airzone desvela ciertas claves. Así, la compañía especializada en la fabricación de sistemas de control de la climatización enseña a los alojamientos turísticos cómo reducir el consumo energético en plena temporada alta.

1. Cubiertas blancas para regular la temperatura

Es bien sabido que, mientras los colores oscuros atraen el calor, los tonos más claros reflejan la energía solar. Por este motivo, para mantener un edificio a la temperatura adecuada en épocas de calor, conviene pintar fachadas y tejados de blanco o colores claros. Con ello, mantendremos una temperatura menor en el interior, reduciendo así el consumo energético.

2. Ventanas de calidad

La mayor parte de fugas de frío se producen a través de las ventanas. Por esta razón, instalando ventanas de PVC impediremos que el frío generado por nuestros sistemas de climatización se pierda. Esto ayudando a que cada habitación permanezca a su temperatura ideal.

3. Reducir el consumo del aire acondicionado

Los sistemas de climatización son los protagonistas del aumento del consumo energético en verano. Para tenerlo bajo control, debemos valorar la opción de mejorar la eficiencia de dichos sistemas. En esta línea, Airzone pone sistemas de control de climatización por zonas (zonificación), que permiten ahorros de hasta el 64 % sin la necesidad de renunciar al confort.

aire acondicionado

4. Fachadas ventiladas

Una manera muy eficaz de mejorar la eficiencia energética de un hotel es optar por las fachadas ventiladas. Estas generan una cámara de aire que envuelve el exterior del edificio, mejorando así su aislamiento. Además, el efecto chimenea (que se traduce como el movimiento ascendiente del aire provocado por la diferencia de temperaturas) hace que el aire caliente circule y refresque un poco más las paredes del alojamiento.

5. Electrodomésticos

Hay una nueva generación de lavadoras, secadoras y termos que funcionan con bomba de calor, lo que hace que su consumo sea mucho menor que el de los electrodomésticos convencionales. Se trata de una reducción de gasto energético que no supone ninguna pérdida de confort. Otra clave para reducir el consumo de los electrodomésticos es poner en práctica el consejo de los fabricantes de neveras, dejando despejada la parte superior de la misma, facilitando así su ventilación.

6. Automatizaciones

Hay elementos económicos y fáciles de instalar que pueden tener un gran impacto en el ahorro energético de un hotel. Por ejemplo, un enchufe programable permite encender el termo solo durante las horas en las que necesitamos calentar el agua. Mientras, un controlador Wi-Fi para el aire acondicionado permite controlar la climatización a distancia, evitando el derroche causado por los olvidos. Una última manera de optimizar el consumo es conectando el aire acondicionado media hora antes de llegar para evitar la tentación de bajar demasiado el termostato al encontrarnos la casa a una temperatura muy alta.

reloj tiempo

Imágenes cedidas: Anthony Indraus en Unsplash, Álvaro Bernal en Unsplash, Ralph Hutter en Unsplash