Cigarral de las Mercedes

Con la temporada alta a punto de comenzar, nos seguimos encontrando con la llegada de nuevos alojamientos. Es el caso del Cigarral de las Mercedes, un hotel boutique toledano cuyo diseño ha corrido a cargo del estudio de arquitectura e interiorismo de Madrid Requena y Plaza. Concebido como alojamiento rural de lujo y relax, se ha aportado a cada espacio una personalidad propia en cuanto a diseño y sofisticación, donde cada elemento está pensado para el confort de los huéspedes.

Por eso, cuenta con 6 exclusivas habitaciones con terraza-solárium privado y acceso directo al jardín. Hay que mencionar que los cigarrales son fincas señoriales de recreo típicas de Toledo. Originarios de la época islámica, se caracterizan por sus vistas a la imponente ciudad de las tres culturas, Patrimonio de la Humanidad hoy día. Constan de casa de campo, normalmente de muros encalados y mamposterías, siendo su seña de identidad sus jardines, con fuentes y arboledas diseñados para ofrecer los mejores marcos a las vistas de la ciudad.

Sin duda, el Cigarral de las Mercedes es uno de los más emblemáticos que existen, con sus 5 hectáreas de jardines, monte bajo y olivos, ofreciendo la más impresionante de las panorámicas de Toledo. Por ello, José Plaza, socio fundador del estudio, asegura que han disfrutado de este encargo. «A veces surge un proyecto, y un cliente, cuyo carácter y voluntad de hacer una intervención con especial mimo y cuidado, y en un lugar con un carácter privilegiado, nos motivan al máximo para acometerlo», afirma.

Un espacio para descansar

Tomando como base de partida una casa de campo, se ha diseñado el proyecto pensando en el descanso y relax. El interiorismo se ha llevado hacia un estilo más contemporáneo y heterodoxo. En él se aúnan los materiales y elementos de origen rústico con depurados elementos de lujo. Muy en consonancia, así, con el ambiente, gustos y criterios de la clientela más refinada.

A esto hay que sumar la inspiración que aportaban las construcciones preexistentes, el entorno, las vistas a la ciudad, y la propia tradición de este patrimonio único. Por ese motivo, el equipo de Requena y Plaza se ha basado en una paleta de colores neutra y luminosa. Han seguido la gama de las piedras calizas y enlucidos de cal como base de la intervención. Las carpinterías interiores en un roble súper mate, simplificadas al máximo, son casi minimalistas. Y el diseño de todo el mobiliario auxiliar tiene la madera y la forja como materiales de referencia. Todo esto culmina con la aportación cálida de los textiles, todos en la gama de linos y tramas reconocibles como la sarga y la espiguilla.

La terraza de acceso y solárium se plantea como un espacio privado de intersección con el jardín, como una sala de estar al aire libre. Allí el cliente dispone de una amplia bañera de microcemento, a modo de fuente mural ornamental, inspirada en los pilones o albercas. También de una ducha individual delimitada por unos paños de celosía cerámica y forja. Todo pensado para el descanso y relax en un lugar absolutamente privilegiado.

El conjunto se completará en un futuro próximo con una espectacular piscina con todos los servicios esperados en un entorno tan exquisito. Del mismo modo, habrá un cenador contiguo al abrigo de su frondoso jardín con vistas sobre Toledo. Con ello, quieren ofrecer un total disfrute de este enclave por parte de su clientela, con el objetivo de que vivan una experiencia inolvidable en el Cigarral de las Mercedes.