Mallorca busca atraer a los turistas escandinavos adinerados

Con la temporada alta a la vuelta de la esquina, son muchos los destinos que están poniendo toda la carne en el asador. Cada uno, para atraer a su segmento de viajero habitual y así impulsar una necesaria recuperación del sector. Es el caso de Mallorca, que quiere que los turistas escandinavos adinerados vuelvan a apostar por sus atractivos turísticos.

El motivo es que se trata de su tercer mercado turístico, por detrás de Alemania y Reino Unidos O, al menos, era así antes de la pandemia. Ya en 2019, el porcentaje de estos clientes cayó un 20%, como consecuencia directa de los problemas derivados de la aerolínea low-cost Norwegian. Este hecho también fue impulsado por tipos de cambios desfavorables, mientras que luego la crisis sanitaria supuso otro impedimento.

Para frenar su caída, ahora en la isla están intentando llamar su atención de forma consciente. Así, quieren impedir que vayan a otros de los destinos favoritos en el país, como Egipto y Turquía, que resultan más atractivos desde un prisma financiero que la zona euro. Por ello, una delegación de Mallorca visitó Escandinavia a principios de marzo con la esperanza de promover sus atractivos vacacionales.

El atractivo de la isla en Escandinavia

Mallorca es un destino turístico clave en España. Se trata de la isla más grande de las Baleares, que disfruta del sol, tiene playa y no se sitúa lejos de otros puntos importantes como Barcelona o Valencia. Al mismo tiempo, cuenta con patrimonio monumental interesante, como la gran catedral gótica de Palma de Mallorca, y de espectaculares zonas al aire libre, como la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Estos son solo algunos de los puntos de interés que han llamado la atención de viajeros de todas las nacionalidades. Pero, más allá de dichos detalles, los jefes de turismo de Mallorca han querido recordar a sus antiguos turistas escandinavos todo lo que la isla tiene para ofrecer. De esta forma, buscan impulsar un regreso a través de sus atractivos clave, que consideran que están en línea con las demandas del huésped actual.

Por ejemplo, han hecho énfasis en las credenciales de sostenibilidad de Mallorca, pues Islas Baleares quiere ser el primer destino circular del mundo. En concreto, en la capital cuentan con un plan de acción para que los hoteles sean más eco-friendly y un sistema de autobuses que funcionan con electricidad o gas natural.

Al mismo tiempo, destacan que el apoyo de las conexiones aéreas va a ser clave. Teniendo en cuenta que multitud de aerolíneas planean vuelos regulares durante verano de 2022, consideran que es un buen momento para apostar por la isla. Al regreso de Norwegian a la isla con vuelos desde las tres capitales escandinavas se suma la presencia de su competir Flyr y de los vuelos diarios de Scandinavian Airlines (SAS).

Un acuerdo a tiempo

Es por todo ello que representantes del Ayuntamiento de Mallorca, el Consorcio de Transportes de Mallorca y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca han unido fuerzas. Juntos, tuvieron un encuentro con turoperadores y medios de comunicación de Dinamarca y Noruega, así como con turoperadores de Suecia mediante videoconferencia.

El Consell de Mallorca aseguró que tuvieron una «excelente acogida» durante el viaje y que han despertado «mucho interés». Sobre todo entre los medios de prensa de los países escandinavos, así como de las directivas de empresas turísticas como Spies, Ving, Escapeaway, Solfaktor, Bravo Tours y Ticket.

Es decir, que auguran «perspectivas positivas» respecto a las reservas que se produzcan en lo que queda de año. Por todo ello, habrá que esperar apenas unos meses para descubrir si esta campaña ha tenido efecto y ver cómo se traduce en ocupación hotelera de cara a la llegada del buen tiempo.

Imágenes cedidas: Kevin Seibel en Unsplash, Evan Bollag en Unsplash