Les Roches Marbella nombra a Mano Soler nuevo director

El consejo de administración de Les Roches ha nombrado a Mano Soler nuevo director del campus de Marbella. De este modo, la institución educativa suiza especializada en dirección y gestión hotelera ha depositado su confianza en un antiguo alumno de la casa.

Además, Mano (J. Emmanuel) Soler trabajaba desde 2012 en el centro como director de operaciones y servicios de atención al estudiante. Por tanto, era una figura clave en la institución académica. También es una pieza esencial en el desarrollo profesional y personal de los alumnos.

En su nueva posición, será responsable de dirigir la imagen de Les Roches Marbella. Como parte de sus tareas clave, deberá afianzar su proyección internacional y elevar su reputación entre los distintos agentes de la industria. Tendrá que reportar al CEO global de Les Roches, recién nombrado Carlos Díez de la Lastra.

Un antiguo graduado a la cabeza

El nuevo director de la institución se graduó en Les Roches Marbella en 2001, donde obtuvo un Diploma en Dirección Hotelera Internacional. Desde entonces, Mano Soler (Filipinas, 1980) acumula 9 años de experiencia en la industria hotelera. En ella ha ejercido distintos puestos de responsabilidad, hasta su incorporación al equipo de la institución educativa.

Precisamente sus últimos años de carrera se han forjado en el centro. Primero como responsable de las relaciones con la red Alumni (2008-2011), luego como director de servicios de atención al estudiante (2011-2012). Por último, ha estado 10 años como director de operaciones y servicios de atención al estudiante. Desde esta posición ha supervisado todas las operaciones de la escuela.

Miembro del Comité de Dirección de Les Roches Marbella, ahora asume la dirección del campus con el objetivo de afianzar el liderazgo de Les Roches en España. A su vez, busca reforzar los lazos de colaboración con la industria. «Como antiguo alumno es un orgullo para mí dirigir el campus en el que me formé hace más de 20 años. Sin duda, este es el mejor lugar para aprender e imbuirse del espíritu que rodea el sector hospitality», asegura.

«Marbella es en sí un aula de gestión hotelera y turística en vivo, pero además es aquí donde estamos testando algunas de las ideas más revolucionarias del turismo. Queremos que el campus sea un lugar de talento, al que miren y admiren todos los actores implicados en su presente y su futuro», ha explicado. Por su parte, Carlos Díez de la Lastra ha depositado plena confianza en su compañero.

«Mano Soler es el mejor embajador que ha tenido nunca Les Roches Marbella. Entusiasta, apasionado, exhaustivo, con un talento y una vocación sin límites. En estos años ha demostrado todas sus capacidades; las mejores. Estoy convencido de que, bajo su liderazgo, Les Roches Marbella se convertirá en la mejor versión posible«, ha expresado el CEO global de la compañía.