Llega el quinto hotel de Eurostars Hotel Company a Budapest

Para aprovechar el parón ocasionado por la pandemia, muchos establecimientos decidieron renovarse o apostar por la expansión. Esta es una tendencia que seguimos viendo a día de hoy. En esta línea, la compañía Eurostars Hotel Company acaba de abrir su quinto hotel en Budapest.

El alojamiento de cuatro estrellas recibe el nombre de Eurostars Ambassador 4*. Sirve para consolidar la presencia de la marca en la capital húngara, que ya cuenta con el Eurostars Budapest Center 4*, el Eurostars Danube Budapest 4*, el Exe Carlton 4* y el recién inaugurado Áurea Ana Palace.

Además, es también una apuesta clara por la expansión internacional. Dicha estrategia resulta muy interesante, sobre todo ahora que parece que los viajeros están de nuevo dispuestos a ir más lejos. También, que la demanda se va a disparar en cuanto vuelva el buen tiempo, o eso indican algunos estudios.

«La incorporación se enmarca en la estrategia de expansión internacional de la compañía», ha asegurado Amancio López, presidente de Grupo Hotusa al cual pertenece. Con esto quieren reafirmar la presencia del grupo hotelero en lo que consideran «una plaza de primer nivel». Además, es sin duda una manera de apostar por «las principales ciudades y capitales de Europa«.

Asimismo, considera que «este nuevo hotel se ciñe a los parámetros que consolidan los establecimientos de la marca Eurostars: Modernas instalaciones, estratégicamente ubicados en destinos de valor histórico e interés turístico-cultural, con un diseño e interiorismo integrados en el entorno que los acoge y óptimos para todo tipo de viajeros».

Un hotel de cuatro estrellas en la capital de Hungría

El Eurostars Ambassador 4*, integrado en régimen de arrendamiento, se sitúa en una de las zonas más exclusivas de Budapest. Más allá de su buena ubicación, ofrece multitud de facilidades a los huéspedes. También un cuidado interiorismo, que hará las delicias del viajero que se sumerja en sus espacios, en los que predominan el color verde, el metal, las maderas oscuras y el vidrio. A su vez, abundan las características piedras calizas.

La razón es que el proyecto se inspira en los colores, texturas y luces de la ciudad, así como en los puentes, las esculturas, la arquitectura y el omnipresente río Danubio que conforman el incomparable paisaje de la capital húngara. Por tanto, recorrer el interior del hotel equivale a pasear por las calles de una ciudad única.

Respecto a sus instalaciones, cuenta con 92 amplias y luminosas habitaciones (5 de ellas con salón) dotadas de las últimas innovaciones tecnológicas y el máximo confort. Al mismo tiempo, dispone de una amplia oferta de servicios. Entre ellos destaca su restaurante, en el que comenzar el día con un delicioso desayuno buffet.

A su vez, el cliente no se puede perder la terraza ajardinada exterior ni su completa área wellness, que incorpora sauna, baño turco y gimnasio, constituyéndose así como un auténtico oasis de relajación en pleno centro de la ciudad.

El nuevo establecimiento parece reafirmar el interés de Eurostars Hotel Company y, por tanto, de Grupo Hotusa, en esta rama y zona geográfica del sector turístico. Con su quinto hotel en Budapest, no hay ninguna duda de la confianza que tienen depositada en la ciudad como destino clave para los viajeros.

Imágenes cedidas: Eurostars Hotel Company