Datos de las grandes hoteleras

Con febrero recién acabado, ya tenemos acceso a multitud de datos sobre 2021 que muestran cuál es la situación del sector ahora mismo. La información ofrecida por Meliá Hotels International y NH Hotel Group, las dos grandes cadenas hoteleras patrias, confirman con sus datos la tendencia positiva. En definitiva, parece que la consolidación del turismo está más que encaminada.

Por supuesto, todavía quedan frentes abiertos y algunos riesgos a los que habrá que estar pendientes. Sin embargo, la aceleración de la vacunación causada por la variante ómicron y el apetito de viajes han permitido obtener grandes cifras en los establecimientos nacionales. Así, echar un vistazo a lo que han conseguido puede indicarnos cuáles serán los siguientes caminos a seguir.

Una gran mejora de los ingresos

Los ingresos de Meliá Hotels International suben en 2021 un 70,8% respecto a 2020, hasta los 902,4 millones de euros. Gracias a esto, su resultado financiero mejoró un 15,7%. También pudo disponer de una liquidez de 404 millones de euros, de manera que se confirma la progresiva recuperación del negocio. Por tanto, el aumento de los ingresos en el cuarto trimestre a pesar de la variante ómicron, confirma la resiliencia y tendencia ascendente de la demanda.

En el caso de NH Hotel Group, los 618 millones de euros de ingresos del segundo semestre triplican los 216 millones de euros del primero. Su recuperación se fue consolidando trimestre a trimestre, hasta que al final obtuvieron un 54,6% más que los 540 millones de euros obtenidos en todo 2020.

Si nos fijamos solo en el cuarto trimestre, la cifra alcanza los 41,5 millones de euros, lo que lo convierte en el primer trimestre con resultado positivo desde el comienzo de la pandemia. Mientras tanto, la deuda financiera neta se redujo en 118 millones de euros en el año 2021 gracias a la ampliación de capital y la rotación de activos. Asimismo, los ingresos detallados por trimestres muestran una clara tendencia alcista y una subida del 54,6% en el conjunto del año:

Además, la reactivación del negocio unida al estricto control de costes permitió generar 29 millones de euros de caja en el segundo semestre, excluyendo la ampliación de capital. A su vez, se nota el impacto de las restricciones, ya que en la segunda mitad del ejercicio la recuperación de los ingresos fue más fuerte en el sur de Europa, donde no había tantas limitaciones. También, el peso del viajero de negocios, que tuvo un impacto relevante en las ciudades principales.

Aumenta la ocupación hotelera

De nuevo en Meliá, comprobamos que la tarifa media diaria se incrementó un 9,7% en el conjunto del año respecto a 2020. Esto equivale a un 1,8% respecto a 2019. Si hablamos sólo del último trimestre, observamos que el aumento es mucho mayor. De hecho, se incrementó un 163% respecto al mismo periodo de 2020, alcanzando una media de 47,8€.

Comprobamos también, que la compañía cerró 2021 con un 62,9% más de habitaciones abiertas que en 2020. Es decir, que la ocupación media mejoró en 1,7 puntos básicos. Sobre todo se produjo un impulso en el cuarto trimestre, a pesar de que en diciembre la nueva y contagiosa variante de coronavirus tuvo un impacto muy negativo en los viajes.

La ocupación media en los hoteles NH se situó en el 34%, nueve puntos porcentuales por encima de 2020. A su vez, creció mucho a lo largo del año, ya que pasó del 19% del primer semestre al 49% en el tercer trimestre y al 50% en el cuarto. También se ve claramente cómo, cuando se recupera la actividad en el segundo semestre, la estrategia de precios se consolida. De esta manera, la tarifa media aumenta desde los 73€ de comienzos del año hasta los 98€ de finales, momento en el que se sitúa cerca de los niveles previos a la pandemia.

En cuanto a los ingresos medios por habitación o RevPar, tuvieron un crecimiento más relevante de nuevo en el sur de Europa. Especialmente en Italia, donde aumentaron un 97% respecto a 2020. Mientras, en el caso de España, la cifra se quedó en un nada desdeñable 83%. Nuestro país sobre todo experimentó un cambio en las ciudades secundarias (91%), puesto que Madrid (72%) y Barcelona (68%) se quedaron en cifras algo más bajas.

Meliá consolida sus datos

Meliá Hotels International ha vuelto a demostrar la gran ventaja competitiva que representa la digitalización. Gracias a ella se ha posicionado como un líder en distribución, pues su canal propio canaliza más del 51% de las ventas totales centralizadas del grupo. Junto a esto, su apuesta por liderar la transformación tecnológica incluye también los procesos del «back» y el «front office». Mediante ellos consigue optimizar el servicio personalizado que fideliza al cliente.

Aparte de esta cuestiones, y sin tener en cuenta los covenants financieros, su deuda solo incluye unos 300 millones de euros con garantía hipotecaria. La compañía mantiene como una de sus prioridades reducir la deuda por distintas vías, entre las cuales no descarta realizar alguna rotación de activos adicional a la realizada en junio.

Por otro lado, ha firmado un total de 42 hoteles y 10.912 habitaciones, todos en modelos de gestión y franquicia. También ha abierto 13 nuevos establecimientos entre enero y diciembre de 2021, siete de ellos entidades europeas. Es decir, que en el ámbito de la expansión, ha reanudado progresivamente su plan de aperturas.

Además, acaba de presentar una alianza estratégica para incorporar 12 hoteles de lujo en Vietnam, donde ya es la 2ª cadena más implantada. También hay que destacar que sigue apostando por el medioambiente, pues en 20221 se posicionó como la 2ª hotelera más sostenible según Standard & Poors Global.

Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado considera que los resultados «ponen en valor la apuesta por las marcas, la distribución online y el programa de fidelización». También menciona «la orientación al pujante segmento del lujo», una estrategia que ha impulsado también la expansión del Grupo al «conseguir posicionarlo como ‘puerto seguro’ para gestión de hoteles independientes y pequeñas cadenas, en un momento de creciente competencia y consolidación del mercado».

La situación en NH Hotel Group

Más allá de lo que ya hemos visto, es interesante destacar que en el conjunto del año, NH ha reducido un 69,4% sus pérdidas consolidadas, que fueron de 133,7 millones de euros. Comparados con los 437,2 de pérdidas del año anterior, la mejora es muy notable. A su vez, el EBITDA reportado en 2021 ascendió a 216,4 millones de euros, frente a los 4,6 millones de euros de 2020.

La liquidez actual de la compañía hotelera es de 511 millones de euros, de los cuales 244 corresponden a caja. Este refuerzo ha permitido empezar a reducir la deuda bruta sin repercusiones negativas. Como consecuencia, el importe dispuesto de 236 millones de euros del RCF fue repagado en su totalidad durante el año pasado. Por su parte, la sólida estrategia de precios durante la segunda mitad ha permitido que la tarifa media aumente y alcance en el conjunto del año los 89€.

Resulta interesante fijarnos en la evolución de los ingresos según la geografía. Sobre todo en España, donde fue del 71,6%. Destaca la recuperación de las ciudades principales en el segundo semestre, un patrón que se repite. Además, en Italia los ingresos anuales se incrementaron un 83,9%, en Europa Central crecieron un 59,9% y en Latinoamérica un 64,5%. En este último bloque, las mejoras más relevantes se produjeron en Chile y Colombia (+70%), México (+52%) y Argentina (+46%).

Por todo esto, los ingresos crecieron un 54% en el 2021 hasta los 834 millones de euros. Si fue posible, es gracias a la fortaleza y posicionamiento del grupo hacia el cliente leisure en el sur de Europa, además del impacto del viajero del sector MICE.

Con las esperanzas puestas en 2022

La demanda intra-europea ha sido también parte importante para la recuperación de NH. Aunque la variante ómicron en Europa redujo la tasa de ocupación desde el 62% en octubre hasta el 37% en diciembre, en los últimos meses se ha notado una recuperación, sobre todo notable a partir de las primeras semanas de enero. Por tanto, la compañía lo considera algo ocasional y se muestra optimista respecto al futuro.

Para Ramón Aragonés, consejero delegado de NH, hay que valorar el «significativo esfuerzo» realizado en los dos años anteriores. «En 2021 hemos conseguido reducir las pérdidas en un 70% y recuperar la generación de caja en el segundo semestre, a través del foco en el control de costes y en la estrategia de precios cuando se recupera el nivel de actividad», explica.

Es por ello que creen que ya han «recorrido ya una buena parte del trayecto hasta la vuelta a beneficios» y que esperan completarlo durante 2022, «gracias a la combinación de una oferta diferencial en leisure, emplazamientos urbanos preferentes en ciudades emblemáticas, así como la reactivación gradual alcanzada después del verano de los eventos, las reuniones y los viajes de negocio».

En el caso de Meliá, confían en que se vaya a producir una fuerte recuperación a partir de marzo. También que aquellos destinos vacacionales y ciudades con un fuerte componente de ocio se impongan. Mientras, las reservas se empiezan a acercar a los niveles de 2019, por lo que esperan que en verano la situación siga progresando. Por eso, apuestan por la expansión mediante nuevos establecimientos en países como Vietnam.

En resumen, los datos de estas dos grandes cadenas hoteleras confirman la consolidación del turismo durante los últimos meses y presagian una recuperación fuerte y rápida ahora que parece que ya se ha superado la variante ómicron.

Imágenes cedidas: NH Hotel Group, Meliá Hotels International

3 COMENTARIOS