El nuevo hotel Ocean Drive Madrid

La capital no deja de recibir nuevos alojamientos, que pretenden asentar la ciudad como el enclave fundamental que en realidad es. Recientemente ha incorporado un nuevo hotel 4 estrellas situado en una céntrica zona. Se trata de Ocean Drive Madrid, que está situado frente al Teatro Real y ha llegado dispuesto a apostar por la cultura, el diseño y la gastronomía en sus instalaciones.

Después de dos años en construcción, por fin ha abierto sus puertas. La inversión total rondan los 35 millones de euros, que han ido destinados a crear un espacio único repleto de actividades, tanto para el cliente que haga noche como para el que no. De esta manera, este espacio sirve para completar el portfolio de la compañía OD Hotels, que cuenta a partir de ahora con cinco alojamientos en Ibiza, Barcelona y Madrid.

Cuidar el diseño como seña de identidad

Lo primero que llama la atención de cualquier establecimiento es su diseño. En este caso, el alojamiento ha contado con el trabajo de las interioristas de OD Hotels Andrea Vergés y Pilar Pedroso. Ellas se han encargado de pensar todos los espacios, que se completan con obras de la artista Stella Rahola, colaboradora habitual de la compañía.

Así, repartidas entre la zona de lobby y sus 72 habitaciones, encontramos sus piezas. El arte en el hotel se mezcla con otros objetos de diseño, pertenecientes a grandes firmas. Es el caso de las lámparas TMM de Miguel Milá by Santa & Cole o Sillas CH24 de Carl Hansen. Mientras, las habitaciones cuentan con alfombras de Nani Marquina, con el sillón BKF Butterfly o con luces de Estiluz en los cabeceros, entre otros interesantes detalles.

Distintos espacios para disfrutar

Ocean Drive Madrid dispone de distintos entornos, en los que el diseño ocupa un lugar destacado, como ya hemos comentado. Todos ellos están pensados para el disfrute y el confort del huésped, que dispone de diferentes zonas en las que encuentra una oferta completa de opciones.

En la entrada hay una zona de lobby en el que se le dará la bienvenida. También hay un espacio de coworking, para quien quiera trabajar con comodidad y sin distracciones. En esa misma planta a nivel de calle también hay una barra de coctelería. A su lado, la zona de restauración se adentra hacia un espacio central abierto con plantas y mesas donde disfrutar de la comida en cualquier momento del día.

Además cuenta con patio interior, presidido por una enorme Haya japonesa de siete metros. Del mismo modo, hay diversa vegetación distribuida por esa zona del hotel. Para quién prefiera las alturas, podrá subir hasta su gran azotea. En el OD Sky Bar hay piscina exterior, solárium y bar, que disponen de unas espectaculares vistas para relajarse viendo Madrid.

Lujosas habitaciones con vistas

Respecto a las habitaciones, destacan por su gran luminosidad. Es lógico, ya que todas son exteriores. Además, cuentan con dos categorías (Superior y Deluxe) y con subcategorías en función de su situación y espacio, sus vistas o la posibilidad de contar con terraza. Es decir, que hay variedad donde elegir.

Los precios estarán en torno a los 190€ y los 250€ la noche, dependiendo del tipo de habitación y de sus prestaciones. Como detalles diferenciadores, aquellas de categorías superiores disponen de un tirador de cerveza, de tocadiscos con discos vinilos y de cafetera Nespresso, que harán la estancia más especial para el cliente.

Una apuesta por la sostenibilidad

Más allá de todas las prestaciones que acabamos de ver, es interesante destacar que Ocean Drive Madrid recibió el premio Re-Think 2019 como mejor Proyecto de Sostenibilidad y Rehabilitación hotelera. Es decir, que se trata de un alojamiento comprometido con las sensibilidades de los huéspedes modernos y con el cuidado y la protección del medioambiente.

Es por eso que en su construcción han participado el arquitecto Víctor Rahola, perteneciente al Estudio b76, y los arquitectos Carlos Hernández y Víctor Arreola. Ellos han apostado por materiales naturales como la madera y la piedra, que están presentes en todas las estancias del hotel.

Por su parte, la fachada está construida con piedra Cenia y la más alta tecnología en lo que se refiere a su sistema constructivo, pero también a sus características térmicas y acústicas. De esta manera se integra con los colores de los edificios del entorno, cremas, beige, tierras y ocres. En cuanto a su aislamiento, se ha usado el sistema Knauf Aquapanel, que reduce hasta un 30% las emisiones de CO2.

El espacio gastronómico Mar Mía

Como parte de su oferta de experiencias, el hotel cuenta con el espacio gastronómico del Mar Mía, brasas mediterráneas, que ha sido creado en exclusiva para OD Hotels. En él se ofrecerá una carta con algunos de los mejores platos relacionados con el mar que baña la costa este de España.

Entre sus propuestas se incluye una selección de tapas, pero también distintos arroces, así como pescados y carnes a la brasa. Los clientes podrán deleitarse con ellos a cualquier hora, pues se trata de una cocina non stop que además apuesta por los productos de alta calidad. Además, podrán hacerlo en un entorno único, ya que el interiorismo de los espacios de restauración se han llevado a cabo junto a Apple Tart Design.

Liderada por el empresario Carlos Bosch (Grupo Gastro Portal y propietario también de Manero en Alicante y Madrid), en su equipo también cuenta con dos socios de excepción, el chef Rafa Zafra (al frente de Estimar en Barcelona y Madrid) y Luis Rodríguez (Restaurante Casa Elías, arrocería en Xinorlet-Alicante).

El ticket medio está en torno a los 30-70€. Por otro lado, también está la posibilidad de disfrutar de un espacio de coctelería con obras de autor inspiradas en la carta de Manero y El Portal. Y, por supuesto, todos estos productos podrán disfrutarse mediante el servicio de habitaciones, que también sirve desayunos a diario.

La cultura siempre estará presente

Por último hay que hablar de la oferta cultural del establecimiento, que apuesta por distintas actividades para ofrecer una experiencia completa. Estas están abiertas también al público externo, como viene siendo habitual en la compañía. Por ejemplo, destaca su ya famoso Burger Meets Gin, un afterwork en el que las hamburguesas y los Gin Tonics premium se combinan con música, life painting y otras sorpresas.

A este evento se incorpora ¡Hola Sundays!, un mercadillo de vinilos, djs y actividades relacionadas con la música, sobre todo con la electrónica principalmente. Asimismo, se podrá disfrutar de exposiciones de arte o fotografía temporales y de distintos talleres. Es el caso de los cursos Painting & Wine, en los que aprender pintura acompañados de una copa de vino.

Encima, la proximidad a lugares de gran interés turístico como el Palacio Real, la Plaza Mayor, la calle Gran Vía o la Puerta del Sol hacen que la oferta de actividades nunca termine. Este es otro de los grandes atractivos de Ocean Drive Madrid, un hotel en el que cultura, diseño y gastronomía se dan de la mano.

Imágenes cedidas: OD Hotels