Las pymes de agencias de viaje, en riesgo por el volumen de reservas

Aunque el aumento actual en las reservas de viajes a primera vista son buenas noticias, tiene una consecuencia negativa para el sector. Al menos, para una parte del mismo, ya que podría causar graves problemas financieros a muchas pymes de agencias de viaje.

Esto se debe a que, quienes aún no han establecido suficientes líneas de crédito y sistemas de pagos financieros eficientes y automatizados, es posible que tengan que acabar enfrentándose a dificultades comerciales. Llevamos viendo desde la pandemia los vaivenes del sector turístico y su alto impacto en las compañías. Las consecuencias extremas en este caso podrían llegar a ser las mismas: el cierre.

Por desgracia, para las empresas más pequeñas puede resultar complicado adaptarse al ritmo actual. Según Nium, las ventas netas de enero para los agentes de viajes aumentaron hasta en un 700% interanual. Sin duda, esta situación sin precedentes ejerce una enorme presión sobre los procesos de pago.

Las 5 recomendaciones clave para las pymes de agencias de viaje

Con el objetivo de conseguir una recuperación a todos los niveles, que afecte también a este tipo de empresas de menor tamaño, hay una serie de claves. Las ofrece el director global de Nium de Travel Payments, Spencer Hanlon, quien explica cómo responder en estos casos.

«Como todos sabemos la volatilidad negativa causada por las diversas olas de la pandemia ha provocado, muy a nuestro pesar, el cierre de muchas compañías de viajes grandes», ha explicado. Uno de los motivos es que esto ha afectado también a las cancelaciones y reembolsos.

Sin embargo, aunque estamos en un momento de recuperación y la primavera marcará un punto de inflexión en este sentido, se abren las puertas a un nuevo reto. «Esta ‘volatilidad positiva’ actual a medida que aumenten las reservas hará que muchos se enfrenten a dificultades comerciales y problemas de flujo de efectivo», ha asegurado Hanlon.

La razón es que muchas de estas pymes de agencias de viaje dependen todavía de tarjetas de crédito anticuadas para financiar sus negocios. «Con muy poca probabilidad estos acreedores les permitirán aumentar rápidamente sus líneas de crédito», explica. Tampoco les ofrecen flexibilidad sobre cómo administrar los pagos de manera más eficiente.

De esta manera, quienes no rechacen reservas podrán encontrarse en la situación de que no puedan cumplir con las demandas. «En algunos casos extremos, si se corriera la voz de viajeros varados en el aeropuerto o en la recepción del hotel, podrían correr el riesgo de entrar en bancarrota», revela sobre la delicada situación.

Para hacer frente a este problema, el director global de Nium ofrece 5 recomendaciones principales, que también pueden ser de utilidad para las pequeñas empresas hoteleras:

1. Maximiza el efectivo

Hay que maximizar el efectivo, y hacerlo en todo momento. Es importante apostar por la máxima de hacer más con menos. Es decir, que hay que pagar solo cuando venza el pago, nunca antes.

2. Apuesta por la visibilidad completa

Tener una visibilidad completa de todas las transacciones debería ser una prioridad. Además, las conciliaciones no tendrían que llevar mucho tiempo.

3. Agiliza tus procesos

Para ello, lo recomendable es no calendarizar más de dos pagos por semana.

4. Asegúrate bien de que todo sea controlable

Conviene tener todo bien atado, de modo que sea manejable. De cara a conseguirlo, especifica con precisión la moneda de uso, dónde se pueden realizar las transacciones y controla las fechas en las que se pueden ejecutar las transacciones.

5. Automatiza los procesos de pago

Todo se podría resumir en este último punto. Automatizar todos los procesos de pagos financieros evitará que se queden para siempre a merced de la volatilidad.

Un aprendizaje útil para los hoteles

Para Spencer Hanlon conviene que estas claves se implementen «de manera inmediata y permanente». «¿Quién sabe si habrá otra ola pronto o en los próximos años? ¿O si los desafíos ambientales nos traerán más volatilidad en forma de eventos climáticos extremos? Hay que estar preparado», ha asegurado.

Por eso, algunos hoteles de menor tamaño también pueden tomar buena nota de estas pautas, ya que son interesantes de cara a manejar su propio volumen de reservas. En especial ahora, que el turismo comienza a reactivarse y turistas nacionales y extranjeros quieren volver a desplazarse.

Al mismo tiempo, el resto de agentes turísticos conviene que estén al tanto de lo que ocurre en otras partes del sector, pues el riesgo en las pymes de agencias de viaje podría desencadenar un efecto dominó que influya en la industria en general.

Imágenes cedidas: Wance Paleri en Unsplash, Towfiqu barbhuiya en Unsplash