El arte del color llega al hotel Canopy by Hilton Madrid Castellana

En su apuesta por diversificarse, cada vez son más los alojamientos que priorizan las experiencias. Ahora, con la exposición Color en acción, el arte llega a lo grande al hotel Canopy by Hilton Madrid Castellana. Entre la oferta cultural del establecimiento, desde el pasado 15 de febrero y hasta el 15 de marzo se incluye esta interesante selección de obras.

Como parte de la celebración de Artist 360º, que tendrá lugar entre los días 23 y 27 de febrero en el Centro Comercial Moda Shopping, este local de la capital española ha decidido apostar por el talento colorido. Así, se ha convertido durante un mes completo en un hub de arte contemporáneo muy madrileño.

Para eso ha puesto en marcha esta acción, que además inaugura la primera edición de Hall of Arte. Se trata de un proyecto de colaboración entre el hotel y la feria de arte contemporáneo, que tiene como fin llevar lejos del contexto expositivo tradicional las piezas más innovadoras del momento.

El color inunda Canopy by Hilton Madrid Castellana

El hotel madrileño de la compañía Hilton es conocido por su carácter local, tan chulapo como único. Ahora, combina esta esencia tan característica con el protagonismo del color, que se expande y contrae desde el lienzo en un constante diálogo con el espacio del hall.

La exposición Color en acción ha sido comisariada por Silvia Chaparro, de Artist 360º. En esta muestra se tiene como hilo conductor el poder del cromatismo y su versatilidad a la hora de crear estímulos y emociones. Por eso, cuenta con las piezas de tres talentos que se combinan en el espacio del hotel.

Los tonos vibrantes y limpios inundan la obra de Borja Torrent (Madrid, 1975). En ella la luz juega con formas abstractas huyendo de la mirada fugaz e invitando al espectador a un ejercicio de introspección, fuera de la efimeridad de las pantallas.

Por su parte, Héctor Calderón Bozzi (Cartagena de Indias, 1956) nos devuelve los pies a la tierra gracias al uso de una paleta de tonos marrones, grisáceos y verdosos, en óleos donde las temperaturas se fusionan y entrelazan a medio camino entre la abstracción y la figuración, en una suerte de vestigios de un viaje.

Cierra el tríptico el arquitecto Federico Echevarría (Bilbao, 1944) con sus esculturas. Ellas se despliegan a partir de composiciones en tonos primarios y materiales de uso común. Así dan lugar a piezas geométricas capaces de trasladar al que mira desde una apacible sensación de armonía y equilibrio hasta una tensión que no cesa.

El color rojo representa el arte madrileño

Si tuviéramos que asociar Madrid a un color, seguramente fuese al rojo. Al rojo de su bandera y de la filosofía cañí. Con este punto de partida, nace un proyecto exclusivo que abraza la cultura madrileña desde cada uno de sus muros. Ese es el punto de partida de Canopy by Hilton Madrid Castellana.

Bajo la firma del estudio del interiorista Jaime Beriestain, el diseño del hotel se inspira en la propia ciudad para crear un espacio en el que todo el mundo es bienvenido. A su vez, en su interior la cultura y el arte son huéspedes permanentes. Por eso no es sorprendente que el establecimiento haya acogido una exposición tan llamativa.

Sus 314 habitaciones tienen un marcado carácter urbano y local. Igual que el resto del espacio, que busca ser multifuncional y combinar lo llamativo de su diseño (en rojo carmín) con la calidad de sus acentos rojizos en otros elementos. De esta manera, la inmersión del huésped es total.

Con esta nueva colaboración se consigue que el cliente tenga una guest experience basada en el color completa, que va desde la página web hasta las obras expuestas en el hall, pasando por cada detalle desde que entra en el hotel. Así, el arte se instala del todo en el hotel Canopy by Hilton Madrid Castellana, dispuesto a demostrar que la vida no tiene por qué ser en blanco y negro.

Imágenes cedidas: Canopy by Hilton Madrid Castellana

1 COMENTARIO