coronavirus hoteles medidas turismo

La reciente llegada de la variante ómicron a Europa vuelve a amenazar a uno de los grandes afectados de esta pandemia: el sector turístico. Sin embargo, según un estudio elaborado por Booking, más del 60% estarán dispuestos a realizar vacaciones distintas a las que suelen realizar y al 70% no le importará el destino mientras pueda viajar estas Navidades.

Curiosamente, y a diferencia de otros años, en 2021 las reservas se han llevado a cabo incluso antes. Según datos proporcionados por la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE), un 54% de las reservas se hanhecho con dos o tres meses de antelación y un 30% con un mes de antelación. Aun así, pese a poder sufrir cancelaciones, las previsiones se mantienen positivas.

En este sentido, las agencias de viajes prevén que las reservas para Navidad y fin de año se incrementen un 10% en comparación con el año 2020. Según Ostelea, Escuela de Management en Turismo, “se estima que la recuperación total del turismo se dará en 2023 o 2024, por lo que ahora es un buen momento para formarse y estar preparado para los nuevos retos que presenta el sector”.

Tendencias en turismo para la nueva temporada 2022

Los datos de vacunación en nuestro país sirven también como atractivo turístico y el casi 80% de población vacunada son una razón de peso para visitar España. Los turistas vendrán de países como Portugal, Francia y algunos países nórdicos, motivados también por la relación calidad/precio, según las previsiones publicadas por EFE. Los destinos más demandados para esta época dentro del territorio nacional son: Canarias, Andalucía, Madrid y Barcelona.

Además, de cara al 2022 se espera que la tecnología desempeñe un papel crucial en el mundo del turismo y pueda responder a la flexibilidad tan deseada por los usuarios así como a la oportunidad de poder reservar a último momento, según Europa Press. Por otra parte, pese a la posible mejora de la pandemia, la incertidumbre seguirá formando parte de las decisiones de los viajeros españoles.

El turismo sostenible también cobrará mucha importancia. Según Ostelea, “ser turista sostenible pasa por preocuparse y ocuparse de la protección de los sitios turísticos que se visitan o el respeto por el patrimonio cultural”. Otras formas de viajarcomo el Ed-Ventures (combinación de viajes más educación) o bien el slow travel, centrado en entornos más naturales y alejados de las masas, tomarán mucho protagonismo de cara al 2022.

Imágenes cedidas: ENVATO