vrbo airbnb apartamentos vacacionales alquiler vacacional

Airbnb ha propuesto una armonización de las leyes comunitarias para facilitar que todos los ciudadanos de la Unión Europea puedan compartir su propio hogar y permitan a los gobiernos luchar contra la especulación inmobiliaria. Asimismo, en respuesta a la consulta sobre los alquileres de corta duración realizada por la Comisión Europea, se ha comprometido a apoyar a las autoridades en la aplicación de esta propuesta.

Desde la tecnológica consideran que se debe actuar «ante las actuales reglas obsoletas y fragmentadas que en gran medida existen en toda la UE». En su opinión, esto haría posible que millones de ciudadanos se beneficiaran de esta actividad y, a la vez, se deben abordar los desafíos asociados con los especuladores inmobiliarios y el turismo masivo.

La mayor parte de los anfitriones no son profesionales

La propuesta de Airbnb para la nueva regulación europea es parte del Plan de Acción para Anfitriones de la UE, lanzado por la compañía en respuesta a la consulta realizada por la Comisión Europea. Desde la plataforma inciden que en la UE, la mayor parte de los anfitriones no son profesionales. Según sus estadísticas, la UE cuenta con 1,34 millones de anfitriones, más que cualquier otra región del mundo, y 1 millón de estos anfitriones solo tienen un anuncio.

Asimismo, aseguran que mientras que la actividad turística de toda la industria en la UE cayó durante la pandemia, el impacto positivo de los viajes a través de la plataforma de Airbnb en la UE creció. «El número de empleos generados en la UE gracias a los viajes en la plataforma aumentó a 5,1 puestos de trabajo por cada 1000 huéspedes en 2020, en comparación con los 4,7 por cada 1000 huéspedes en 2019, impulsados por un mayor gasto de los huéspedes y estancias más largas», aseguran.

airbnb anfitriones

En resumen, el Plan de Acción para Anfitriones de la UE promovido por Airbnb tiene como objetivo salvaguardar los beneficios generados por los alquileres de corta duración en la UE para los anfitriones y las comunidades, al tiempo que ofrece a los gobiernos las herramientas que necesitan para regular este modelo de alojamiento de manera efectiva, así como abordar los posibles impactos negativos, sobre la base de cinco pilares:

1. Establecimiento de un registro de anfitriones de la UE

Un nuevo registro de anfitriones a nivel europeo garantizaría que los anfitriones tuvieran acceso a reglas justas y proporcionadas, conservando su derecho a prestar servicios como una libertad fundamental de la UE.

Un sistema común de la UE que reemplazase los registros locales agilizaría el proceso, especialmente para los anfitriones no profesionales, que se ven afectados de manera desproporcionada por la burocracia de las normas locales. Airbnb apoyaría este proceso asegurándose de que solo aquellos anfitriones con un número de registro de la UE puedan publicar anuncios en la plataforma.

2. Clarificación de las reglas locales e introducción de salvaguardas para los anfitriones no profesionales

A medida que se trabaja para crear más oportunidades económicas para que los europeos participen en la economía de los viajes, también es necesario contar con una manera de abordar los casos en los que una concentración excesiva de la actividad especuladora de los alquileres de corta duración puedan afectar negativamente a los residentes.

Esto incluye un enfoque por parte de la UE que permita a los gobiernos locales tomar medidas para limitar a los especuladores inmobiliarios. También se debe permitir que las autorizaciones locales vayan más allá del registro de anfitriones de la UE, en la medida en que estas reglas locales sean razonables y proporcionadas y se notifiquen a la Comisión, al tiempo que se protege a los anfitriones no profesionales de restricciones excesivas.

3. Respaldar el cumplimiento

Además de eliminar los anuncios que no muestren el número de registro de la UE, Airbnb se compromete a ampliar el acceso a City Portal, para respaldar a las autoridades locales en el cumplimiento y para apoyar y empoderar aún más a los anfitriones no profesionales.

Con más de 100 socios en todo el mundo, City Portal es una herramienta especialmente diseñada por Airbnb para respaldar la regulación del sector público, proporcionando información sobre la presencia de Airbnb en las ciudades, regiones o municipios, herramientas para ayudar a hacer cumplir las leyes y una mejor manera de contactar con Airbnb cuando es necesario.

4. Mayor acceso a los datos

Airbnb se compromete a trabajar con los responsables políticos de la UE para compartir datos sobre la actividad de los anfitriones en la Unión Europea y garantizar que las autoridades locales y nacionales cuenten con los datos necesarios para gestionar la aplicación efectiva de la regulación.

Mientras la UE continúa trabajando en un enfoque armonizado para la recaudación de impuestos sobre la renta a través del DAC7, esta es una manera en que las comunidades pueden contribuir a que los ingresos generados por el turismo se queden en la economía local.

airbnb experiencias entre fogones gastronómicas

5. Apoyo a las comunidades locales

Airbnb seguirá trabajando con los gobiernos y las autoridades de la UE para que Airbnb sea parte de la solución a los desafíos que enfrentan. Esto incluye expandir la Línea de Apoyo a los Vecinos para abordar problemas de ruido y otras molestias, aprovechar las herramientas de viaje flexible para ayudar a guiar la demanda de los huéspedes hacia donde más se necesita (tanto como una herramienta para generar desarrollo económico como para dispersar la concentración de viajeros), y trabajar con más gobiernos y autoridades fiscales para simplificar y automatizar el pago de las tasas turísticas.

«La mayoría de los anfitriones de la UE en Airbnb alquilan una casa para ayudar a generar ingresos adicionales», dijo Chris Lehane, vicepresidente senior de Políticas y Comunicación Global. «Nuestras propuestas brindan a los gobiernos las herramientas que necesitan para tomar medidas enérgicas contra los especuladores inmobiliarios y, al mismo tiempo, permiten que los europeos compartan sus hogares para complementar sus ganancias».

Imágenes cedidas: Roberto Nickson on Unsplash, Taylor Heery on Unsplash, Airbnb