room2030 habitación futuro

Fabricar es, precisamente, el verbo clave para la habitación del futuro: esta se producirá de forma industrializada, en una fábrica y en cadena de montaje, basada en el ensamblaje digital y automatizado de sistemas y elementos inteligentes y sostenible.

Esta es la idea de ROOM2030, una start-up española, que surge de un proyecto de I+D+i para fabricar y comercializar habitaciones eco-inteligentes, apostando por la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la industrialización de la construcción.

Los hoteles fueron precisamente uno de sus primeros públicos objetivos, y de hecho la empresa surgió en respuesta a la necesidad del Hotel NH Collection Palacio de Avilés (Asturias) de construir una ampliación modular de cuatro plantas sobre un edificio del siglo XVII. A partir de ahí, se han ido explorando las tecnologías de construcción modular para otros ámbitos, como viviendas u oficinas, entre otros. Ofrece múltiples configuraciones, con módulos de 25, 46 y 56 metros -con dos habitaciones- que también se pueden combinar para construcciones en altura.

Desde el principio, el proyecto ha sido respaldado por un consorcio de partners, cada uno de ellos líderes en sus sectores, siempre buscando tecnologías y elementos que buscan la eficiencia energética y la economía circular, además del confort y bienestar de las personas. Entre estos partners, no podía faltar Schneider Electric, que aporta a esta habitación del futuro su visión e innovaciones de domótica, gestión, control y automatización del hogar.

Room2030-Room-04b

Soluciones de Schneider Electric

Entre las soluciones de Schneider Electric que se implementan en la habitación de ROOM2030, destacan el control de la calidad del aire a través de sensores de temperatura, humedad, CO2 y partículas VOC; la gestión de las estancias a través de mecanismos Multitouch y pulsadores KNX Pro D-Life; y el control de cuadros eléctricos inteligentes Smart Panels. Además, la habitación cuenta con Wiser for KNX y  sensores de detección de presencia y de inundación e incendios.

Todo ello, integrando las soluciones de los partners del consorcio a través de la plataforma EcoStruxure Building Operation de Schneider Electric, una solución escalable, segura y habilitada para el IoT, que ofrece al gestor del  hotel la información necesaria, al momento, en una interfaz atractiva.

Esta conectividad permite el envío de datos y alertas en tiempo real, lo que se traduce en una mayor eficiencia operacional y energética de todos los dispositivos, e incluso anticiparse a los posibles fallos antes de que ocurran gracias al mantenimiento predictivo. Desde cualquier lugar, es posible acceder al consumo energético del edificio y controlar la iluminación, HVAC y la climatización en general, entre otras variables que afectan a la eficiencia energética.

De esta manera, el hotel puede monitorizar los datos más importantes de sus instalaciones, permitiendo ahorros energéticos de hasta el 30% al controlar y monitorizar los dispositivos claves del sistema eléctrico. Esta plataforma incluye la posibilidad de acceso remoto completo y servicios analíticos, para mejorar aún más la eficiencia energética, y de controlar más de un edificio de forma integrada. Así, las operaciones del día a día se vuelven más sencillas. Además, al usar protocolos abiertos nativos, EcoStruxure Building Operation permite elegir el equipo que mejor se adapte en cada caso.