reservas españa travelgatex

Como no podía ser de otro modo, la turoperación desempeñó un papel protagonista durante el evento DestinaXtion – Connecting Tourism Players, organizado por la empresa de Smart Data Turobserver. Algunos de los principales mercados emisores hacia nuestro país estuvieron representados por Steve Heapy (mercado británico), CEO de Jet2Holidays, Gabriele Burgio (mercado italiano), Presidente y CEO de Alpitour y Arjan Kers (mercado holandés), Director Gerente de TUI Nederlands.

Repartidos en dos mesas de debate diferentes, todos ellos ofrecieron, sin tapujos, un interesante punto de vista sobre la gestión y el impacto de la pandemia en el sector turístico. Hubo consenso, al menos, en una cuestión fundamental: en lo relativo a la reducida llegada de visitantes a nuestros destinos, consideran que el problema nunca ha sido España, sino de la confusión y la incertidumbre provocadas por las medidas adoptadas, en ocasiones de forma precipitada e improvisada, por los gobiernos de sus respectivos países.

Falta de confianza en el país de origen

En este sentido, Steve Heapy manifestaba que “España es un destino seguro, se ha hecho un gran trabajo, el problema ha sido la falta de confianza generada en origen por el gobierno británico”. Una postura que compartía Gabriele, al referirse a las cancelaciones masivas de viajes a las Islas Canarias como consecuencia de las precipitadas medidas adoptadas por el gobierno italiano.

Por su parte, Arjan Kers hablaba de 2020 como un año de complejidad absoluta, tanto para los países emisores, como para los receptores, recalcando que, en última instancia, la gente ha viajado a donde le dejaban en cada momento, siendo España y Grecia dos de los destinos más demandados por los turistas, circunstancia que han intentado aprovechar los turoperadores.

Una situación como la vivida era, a todos los efectos, imprevisible. Ahora bien, lo cortés no quita lo valiente, y no deberíamos mirar hacia otro lado llegado el momento de evaluar la gestión de la crisis por parte de Europa como conjunto. La falta de armonía, las diferencias en las medidas adoptadas, los complejos protocolos, el papeleo y la inmediatez de las decisiones son factores que han contribuido mucho a generar inseguridad, desconfianza e incertidumbre.

Algo que Arjan definía como una actitud reactiva y añadía que “hay que ponerse a trabajar ya de acuerdo a la información que manejamos a día de hoy, no esperar a vernos de nuevo sorprendidos por las decisiones que puedan adoptar los gobiernos más adelante, y hacerlo a nivel europeo, porque cuando no hay unificación, se convierte en un puzzle para nosotros, pero también para el cliente final”.

Escudarse en los científicos y no arriesgar

En esta misma línea, el CEO de Jet2holidays recriminaba a su gobierno “haberse escudado, para no correr riesgos, en la opinión de los científicos, que siempre tienden a ser muy cautelosos” y les exigía “dejar de esconderse detrás de los científicos y asumir más responsabilidades”.

Es cierto que, como apreciaba el presidente de Alpitour, “poco a poco estamos volviendo a la normalidad, pero hay que simplificar y unificar regulaciones, porque ha habido protocolos muy confusos entre destinos, incluso entre aerolíneas, y las decisiones a corto plazo han sido una gran barrera”. Y es que, como sentenciaba Arjan Kers, “a veces olvidamos al cliente final, que no tiene ni idea de todo esto y solo quiere irse de vacaciones, y debemos recordar que es él quien manda”.

¿Se ha deteriorado la imagen de algunos países?

Habrá que esperar para ver hasta qué punto el modo en que se ha lidiado con el virus ha podido deteriorar la imagen, la marca, de determinados países, porque todo parece evidenciar que 2022 será un año extremadamente competitivo y hay que aprender de los errores cometidos. De hecho, se ha hablado mucho de que un destino competidor tradicional como Grecia nos ha sacado cierta ventaja en la carrera por los turistas, algo que Arjan achacaba a su rapidez para simplificar los procesos de entrada y digitalizar el papeleo, aunque también consideraba que, en definitiva, “la gente ha ido donde ha podido ir, decidiendo a muy corto plazo, y nosotros hemos operado donde nos han dejado los gobiernos”.

Sobre esto también opinaron los otros dos invitados. Mientras Steve considera que España lo tiene complicado para competir con los espacios naturales, más extensos y menos masificados, de lugares como Turquía, sí identifica en nuestro servicio de atención al cliente nuestra gran baza para ganar la batalla. Así mismo, Gabriele reconocía que, si bien la oferta hotelera e infraestructuras nacionales son mejores que las de Grecia o que las de su propio país, la sostenibilidad y la dependencia del turismo de sol y playa siguen siendo asignaturas pendientes, y que “el gran reto es mover a los turistas al interior”. Cuestiones muy relacionadas, la sostenibilidad y la estacionalidad, llamadas a cobrar cada vez más relevancia en el futuro más próximo.

Las frases del día

Para terminar, destacamos algunas frases al alcance solo de tres grandes de la turoperación como ellos. Steve consideraba que “hay que presionar a los políticos para que acaben con las restricciones, nadie quiere la nueva normalidad, queremos la antigua normalidad”. Arjan concluía que “el contacto entre operadores aeroportuarios, países emisores, destino y turoperadores tiene que ser continuo, no solo cuando nos enfrentamos a una crisis” y, por último, Gabriele sentenciaba al decir que “hay que tomar ciertos riesgos, si no, estaremos todos vivos, pero muertos”.

El sector al completo parece ponerse de acuerdo en que las previsiones para 2022 son optimistas, pero hay que ser cautelosos y actuar con responsabilidad. Es tentador tratar de sumar en una temporada todo lo perdido a lo largo de los últimos dos años, pero la recuperación pasa por marcarse planes a dos o tres años vista y, ante un año como al que nos enfrentamos, no será suficiente fijarse únicamente en lo que está haciendo el de al lado, habrá que vigilar muy de cerca a todos nuestros competidores. Así todo, “si nos dejan trabajar, 2022 constituye una gran oportunidad”. Con esta frase ponía Steve Heapy el punto y final al debate.

Imágenes cedidas: Frank Vessia en Unsplash