Habitacion, Hotel Bienvenir de Madrid

Situado en la Gran Vía madrileña, el hotel Bienvenir, diseñado por el estudio Wanna, postula un cambio en la filosofía de los viajes, incluso de los propios viajeros, mediante un concepto que, aplicado a la propuesta de branding y de interiorismo, rescata los sentimientos más esenciales y eternos del turismo: pertenencia, cercanía y amabilidad. En este contexto, los mecanismos eléctricos de la serie LS 990 de Jung en su nuevo acabado blanco alpino mate, suman una delicada sensación de prestancia y pureza que concuerda con la seductora estética del diseño interior.

Wanna, estudio estratégico, creativo, independiente y multidisciplinar, especializado en proyectos integrales de branding e interiorismo, ha sido elegido por el grupo inversor extranjero propietario del inmueble, para hacer realidad este proyecto. El estudio ha creado la marca del hotel y el diseño interior de Bienvenir, que se encuentra en un edificio construido en los años 30 del pasado siglo.

Wanna ha creado un espacio muy gráfico de estilo art déco minimal, en el que predominan rotundas geometrías puras y un tajante uso del color block. Esto supone un entorno perfecto para la nueva textura mate de los mecanismos eléctricos LS 990 de JUNG, instalados en dependencias y habitaciones.

El mayor índice de dispersión de luz reflejada del acabado en mate proporciona un seductor contraste frente a la sonoridad visual de aristas y colores del diseño interior planteado. Así, los mecanismos eléctricos muestran una delicada sensación de prestancia y pureza que se suma a la elegancia atemporal de líneas simples propia de la serie LS 990 de Jung.

Si a esto sumamos el radiante blanco alpino con acabado mate elegido por Wanna, tenemos en el hotel Bienvenir una fascinante conceptualización estética que explicita la filosofía de este nuevo establecimiento: amabilidad, atención plena y respeto.

area relax, Hotel Bienvenir de Madrid 2

Amplio despliegue tecnológico

El universo visual de Bienvenir se ha completado con un amplio despliegue tecnológico que, bajo el protagonismo del acabado blanco alpino mate de la serie LS 990 de JUNG, incluye no solo interruptores, enchufes y pulsadores, sino también dos tipos diferentes de cargadores USB, instalados en espacios y habitaciones.

Los nuevos acabados en mate de Jung han cosechado un rotundo éxito desde su reciente lanzamiento, ya sea en blanco alpino o negro grafito, porque ofrecen opciones de diseño a los arquitectos de interior nunca exploradas hasta ahora. Además de la legendaria serie LS 990, el mate añade nuevas dimensiones también a las series LS Cube, LS Zero, A 550 y A Flow del fabricante alemán.

En todos los casos, el acabado mate suma a la instalación el valor de lo excepcional, aquel que destaca sin pronunciarse, solo gracias a su personalidad y temperamento. Acentúa su geometría con un tacto sedoso, aterciopelado, y con un aspecto visual de alta calidad. Todo ello supone una valorización superior tanto del producto en sí, como de quienes lo promueven y prescriben. En el caso de las gamas de mecanismos eléctricos de Jung, supone además una ventaja añadida, también, para quienes los instalan.

Habitacion, Hotel Bienvenir de Madrid 2