revpar ocupación hotelera barcelona

El Barómetro del Sector Hotelero en España, que elaboran conjuntamente STR y Cushman & Wakefield, muestra una tendencia que apunta a la recuperación durante el mes de junio, aunque el acumulado del primer semestre muestra todavía descensos en los principales indicadores. Esto es así porque los dos primeros meses de 2020 fueron datos previos al efecto de la pandemia.

Si la comparativa la centramos en el mes junio 2020-junio 2021, muestra una evolución positiva ya que, en el conjunto de España, la ocupación ha crecido un 119% (40% en 2021 vs. 18% en 2020), el RevPAR un 211,7% (41€ vs 13€) y, por su parte, el ADR también ha aumentado un 42% (102€ vs. 72€). La recuperación de la ocupación ha sido sobresaliente en destinos de carácter vacacional o mixto como Islas Baleares y Málaga. A pesar de que las cifras siguen siendo bajas si las comparamos con 2019, es un síntoma positivo que se podría confirmar durante el verano.

La ocupación en el conjunto del primer semestre baja un 10% respecto a 2020

Los datos de ocupación durante el primer semestre reflejan las consecuencias que ha provocado la pandemia en la actividad turística y hotelera. La ocupación se queda en un 28% en estos primeros seis meses, un dato que refleja solo los datos de los hoteles abiertos. Actualmente el porcentaje de establecimientos cerrados sigue siendo alto, especialmente en ciudades como Barcelona.

Las diferencias de ocupación entre destinos y ciudades no son muy significativas, aunque Zaragoza registra la mayor ocupación (39%) mientras que Islas Canarias es la más baja (25%). Baleares es el único destino con una evolución positiva durante los seis primeros, con una ocupación del 26% respecto al 21% del año pasado, lo que supone un incremento del 25%.

Para César Escribano, Country Manager de STR para España y Portugal, “el sector está haciendo enormes esfuerzos para adaptarse a un entorno de demanda internacional y doméstica muy cambiante. Por un lado, las restricciones que imponen los principales países emisores y por otro las medidas de protección de los Gobiernos Autonómicos frente a la pandemia, están provocando que la situación de las reservas en libros cambie cada semana”.

Un ejemplo de esto es el aumento en 12 puntos (de 33% a 46%) en una semana de las reservas a 90 días en Islas Baleares, debido principalmente al efecto de la eliminación de restricciones en Reino Unido. En los destinos urbanos también constatamos un gran aumento de las reservas a 90 días (Madrid +221%, Barcelona +421%) debido en parte a la situación tan extrema de la que partimos en 2020.

Por su parte, para Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, “ahora mismo no existe una estrategia unificada de reapertura, ya que la pandemia todavía no da tregua y la eclosión de la variante Delta ha provocado nuevas cancelaciones. Esperamos que el verano sea razonablemente bueno en destinos vacacionales peninsulares, a la espera de que la movilidad con las islas se reabra con seguridad”.

En destinos urbanos como Madrid y Barcelona la recuperación se asume que será larga, recuperando actividades de 2019 de forma progresiva hasta 2023, según datos de los propios hoteleros”, reconoce.

viajeros turistas madrid

El ADR se sitúa en 88€, solo un 4% menos que en el primer semestre de 2020

El precio medio diario demuestra los esfuerzos de la industria hotelera por mantener una política de precios razonable ante la caída de la actividad. De esta forma, el ADR en el conjunto de España se ha situado en 88€ durante los seis primeros meses, levemente por debajo de los 91€ del año pasado.

Los mayores precios por habitación los encontramos en Marbella (259€), Baleares (153€), Barcelona (83€) y Madrid (81€). En la banda baja, nos encontramos con Zaragoza (52€), Bilbao (59€) y Granada (60€). En la comparativa entre 2020 y 2021 encontramos también las mayores subidas de precios en Marbella y Baleares impulsados por la reactivación durante la primavera y las previsiones de un verano que podía ser mejor que el de 2020.

Para Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, “los indicadores son un buen termómetro para dibujar una foto fija, pero la situación es tan cambiante que la industria está centrada en adaptarse para ofrecer un servicio de alta calidad y de confianza, y para garantizar la viabilidad de las empresas. Esperamos que la operativa se recupere de forma escalonada durante los próximos meses cuando se recupere la movilidad”.

El RevPAR se queda en el límite de los 25€, un 14% menos que en el primer semestre de 2020

Los ingresos por habitación disponible (RevPAR), siguen con su tendencia a la baja durante los seis primeros meses del año, con una media de 25€. Esta tendencia apunta que llegó a su punto más bajo en mayo de este año, mientras que junio ha registrado ya un RevPAR de 41€ en el conjunto de España, un 42% más que en junio del año pasado. Los RevPAR más altos los encontramos nuevamente en Marbella (70€) y Baleares (41€) mientras que en la parte baja está Bilbao (16€), Granada (18€) y Zaragoza (20€). En este indicador, Madrid con 24€ supera a Barcelona, con 22€.

Cabe recordar que, hasta el 10 de marzo de 2020, la actividad de la industria hotelera fue normal sin los efectos de la pandemia. El peso de esa actividad normal de inicios de 2020 es la que condiciona la evolución todavía negativa durante el primer semestre de este año.

El Barómetro del Sector Hotelero recoge datos de 1.200 hoteles y alrededor de 150.000 habitaciones en la Península Ibérica. El estudio es fruto de la alianza entre STR, proveedor mundial de benchmarking, analítica y conocimiento del mercado, especialmente en el sector hotelero, y Cushman & Wakefield España, firma líder global en servicios inmobiliarios.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com, Unsplash