formación turística inspiración motivación

Este mes se ha presentado el artículo Turismo y Periodismo: las carreras con más arrepentidos cinco años después donde se habla de lo que ya sabemos y aceptamos como es.

Somos uno de los países más competitivos del planeta en el sector del turismo, por nuestra historia, gastronomía, paisajes, cultura, infraestructuras, esfuerzo empresarial, recursos naturales… uno de los pilares en que se apoya la economía española, pero en el ámbito de la formación estamos lejos de figurar en el top #ULPGC#31 #UAlicante#36 (ranking Shanghai)

La formación turística universitaria en nuestro país está mal orientada, no por sus docentes, sino por un problema estructural del sistema educativo, cuya lentitud de adaptación a las nuevas demandas de profesionales y de mercado lastra su crecimiento y, sobre todo, su aceptación social, causa nada desdeñable a la hora de valorar en su conjunto la importancia de la formación turística en España.

La ‘maría’ de las carreras universitarias

No hace falta basar tal aseveración en datos contrastables y objetivos, pues mi propia experiencia y mi pasada realidad avala mi razonamiento: Ya cuando por el año 1997 finalicé mis estudios T.E.A.T (Técnico en Empresas y Actividades Turísticas), antecesores de los grados de Turismo universitarios actuales, todos los estudiantes éramos muy conscientes de que nuestros estudios eran la “María” de todas las carreras universitarias.

El debate ya existía en aquel momento y todavía no se ha hecho nada nuevo; bueno sí, las carencias formativas específicas aludidas han sido aprovechadas por un montón de empresas de formación turística, algunas muy buenas y competitivas, cuyos gestores han sabido adaptarse a las nuevas peticiones del mercado.

Una persona se da cuenta del sacrificio y esfuerzos que supone trabajar en el sector del turismo porque va “a contrapié de todo”: Cuando la gente está de vacaciones, el sector trabaja al máximo (Navidad, Semana Santa, veranos, puentes, fines de semana, etc.) y viceversa: cuando otros sectores trabajan, “el sector está de vacaciones”.

Salidas que no encajan

Las salidas de los nuevos profesionales desgraciadamente no encajan en puestos para los que se han formado, por falta de experiencia, por falta de capacidades o bien porque en las empresas turísticas saben que hay personas dispuestas a trabajar en los mínimos de los SMI por convenio, desincentivando de esta manera la productividad y el talento.

También nos hemos encontrado con muchos profesionales que trabajan de manera activa en el sector y que provienen de otras formaciones, como son empresariales, ingenierías, económicas, etc. existiendo un trasvase de personas que se adaptan a otros sectores sin ser el que primeramente eligieron.

La clave es saber encontrar la vocación lo antes posible para evitar que los mismos que han estudiado dichas carreras, al no conseguir sus expectativas, sean los primeros en degradar la profesión, generando daño en la imagen del sector y de sus profesionales.

El sistema educativo español necesita de un gran debate para poder encajar la formación y el mercado laboral de una manera ágil y adaptada a las necesidades de nuestro sector.

¿Y si recaudamos ideas entre todos para mejorar el sistema? ¿Podemos empezar a ser parte del cambio y de la solución para dejar de ser parte del problema?

Son solo ideas… la principal es la de conectar profesionales y entre todos aportar ideas que nos den soluciones.

No hay nada que apasione más que el mundo de la formación y el turismo. ¡No me pude resistir!

Imágenes cedidas: Tegan Mierle en Unsplash