nuevo viajero viajeros turistas

En este año tan singular, en el que volvemos a retomar la actividad turística a la espera de que el verano nos depare mejores perspectivas que las que dejamos atrás, a causa de la pandemia, los distintos integrantes del sector turístico, alojamientos, destinos, transportes, etc., se están poniendo las pilas para liderar el proceso de adaptación a las nuevas pautas de actuación en un mundo transformado por la crisis sanitaria de la Covid-19.

Esta crisis ha aumentado, si cabe, la importancia de integrar estrategias encaminadas a la sostenibilidad y la aplicación de criterios de economía circular en el desarrollo de la actividad turística.

Be Water, my friend

Se plantea un nuevo escenario en el que tendremos al alcance de nuestra mano recombinar la garantía institucional, la iniciativa empresarial y las capacidades ciudadanas para crear nuevos sistemas críticos que permitan el desarrollo económico y social y la preservación del medio ambiente, por ello la evolución del sector hotelero en este nuevo escenario fluye de tal forma que el sector se verá inmerso en él de forma natural, adaptándose así al lema que ha acompañado la organización del Foro de Tecnología y Turismo “Fiturtechy” organizado por el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) en el marco de la feria Fitur el pasado mes de mayo: “Be Water, my friend: Realidad digital y adaptación”.

Para lograr este objetivo, la aplicación de la tecnología adecuada y de la innovación cobra especial importancia ya que puede crear una gran diferenciación en el servicio que se presta al cliente y puede ayudar al sector hotelero a llevar a una mejor gestión de los recursos, lo que conlleva un cuidado del medio ambiente y la sociedad, algo que repercute en la preservación del futuro de nuestro planeta y por tanto una mayor alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

También sumamos a este valor añadido un concepto que condicionará a partir de ahora a las decisiones que nuestros turistas tomen a la hora de planificar su viaje: la seguridad.

imagen-fiturtechy fitur 2019-2-

Evolución del hotel en un mundo en pandemia: retos y adaptación

Ahora más que nunca, es el momento de planificar los servicios que ofreceremos poniendo el foco en la participación de todos los grupos de interés, la seguridad sanitaria, la sostenibilidad, el conocimiento profundo del turista y la tecnología como articulador de todo lo anterior.

Para conseguirlo, deberemos ser capaces de explorar las diferentes oportunidades. El turismo pos-Covid-19 será un turismo de mayor proximidad y, por encima de todo, la seguridad sanitaria será un factor esencial, los hoteles deben asumir el reto y adaptarse a ello.

Abrir las ventanas al futuro: un nuevo turismo nos espera

¿Cómo deseamos que sean los destinos y los hoteles cuando todo pase? La seguridad es lo primero y de la seguridad vive también el turismo. Cuando la actividad turística se restituya, deberemos centrarnos en generar confianza a los turistas procurando un entorno saludable y confortable.

Los nuevos destinos no masificados y las nuevas formas de alojamiento se abren como una nueva oportunidad, los destinos maduros se replantean, los servicios ofrecidos por los hoteles se transforman y se adaptan al nuevo cliente. En todo ello, la sostenibilidad cobra especial importancia.

El colapso del sistema de vida en todo el mundo sobrevenido con la pandemia ha obligado a marchas forzadas a la transformación digital del sector turístico. El reto está en conseguir que podamos aprovechar la oportunidad para que esta transformación sea compatible y esté alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La aplicación de las TIC, big data y analítica, inteligencia artificial, marketing digital, IoT, wearables, cloud computing e ITaaS… son tecnologías que las empresas del sector de los viajes están aplicando de forma innovadora para conseguir viajeros más satisfechos y mejores rendimientos. Entramos en una fase de intensa transformación digital del sector que está evolucionando la naturaleza de sus servicios y que está permitiendo ofrecer a los viajeros experiencias personalizadas e interacciones cada vez más satisfactorias.

edificios saludables y sostenibles

El turismo regenerativo

Si queremos diferenciarnos y aportar más valor añadido a nuestro cliente, debemos tener en cuenta la evolución y el cambio de mentalidad que este ha sufrido. Las tendencias cambiantes en las pautas de viaje dan lugar a nuevos movimientos que cobran mayor relevancia, como el denominado Turismo Regenerativo en el que el objetivo no es dejar un mundo igual a las generaciones futuras, sino que este sea mejor a través de nuevas relaciones entre las personas consigo mismas, entre ellas, y de estas con su entorno.

El Turismo Regenerativo (TR) es un movimiento que va mucho más allá del turismo sostenible. Esta propuesta de desarrollo turístico se enfoca en la relación de las personas, principalmente comunidades de acogida y visitantes, con el ecosistema que los rodea y las experiencias que se producen en torno a esta visión. Implica la participación de la comunidad de acogida en la actividad turística y el fomento de las interacciones con los visitantes para ofrecer una experiencia más humana.

Experiencias únicas

La puesta en valor de recursos naturales que permitan experiencias únicas. Destacan el cuidado y la búsqueda de la sostenibilidad de los recursos naturales y patrimoniales y la recuperación del entorno para su puesta en valor como atractivo turístico. También el fin social de proyectos, así como la involucración conjunta tanto de locales como de visitantes. Este concepto fomenta el aumento del valor del destino con un cambio que empieza por el propósito del mismo, desarrollado por la propia comunidad, y una oferta de experiencia a los visitantes auténtica basada en ese propósito.

El diseño regenerativo de la actividad turística impacta de manera directa en el desarrollo local: tanto a nivel de comunidad de acogida, como a nivel económico, a través de los comercios locales. La experiencia auténtica comienza, por ejemplo, con la participación de la comunidad de acogida a través de servicios y actividades ofertadas por esta.

El hotel es una pieza fundamental de este puzle como principal altavoz de su comunidad de acogida. Por ello, sus estrategias comerciales deben de estar orientadas a integrar a su cliente en dicha comunidad para ofrecerle las experiencias que demanda.

viajeros demanda experiencias

La innovación disruptiva, clave para un turismo regenerativo

Uno de los beneficios que ha traído la economía colaborativa a través de plataformas digitales es el nuevo rol de la ciudadanía en la actividad turística, tanto a nivel alojativo, como de transporte y experiencias en el destino. Pero es esencial para lograr este objetivo la innovación disruptiva.

A través del uso de la tecnología se puede mejorar la experiencia, comunicar mejor y de manera multidireccional, conocer mejor al turista, entender sus deseos y ofrecer una mejor experiencia de manera más eficiente y, por lo tanto, a un precio más ajustado. La tecnología más puntera también puede estar al servicio del destino, tanto para medir el impacto de la actividad como para mejorar la calidad de la experiencia turística.

La industria 4.0 ofrece un abanico de herramientas que nos puede ayudar a pasar del sistema degenerativo actual a uno regenerativo. Las nuevas herramientas digitales han de ser el medio para anticipar lo que viene.

Aprendiendo del pasado para construir un futuro: pisando el acelerador de la sostenibilidad

¿Cómo podemos aprovechar la oportunidad que nos brinda el volver a empezar de nuevo? Ahora más que nunca, la sostenibilidad es el elemento esencial para reconstruir un turismo alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Debemos aprender de lo que se ha hecho mal y replantear una nueva forma de hacer las cosas.

Imágenes cedidas: Peter Herrmann on Unsplash, Daryan Shamkhali on Unsplash, Echo Grid on Unsplash

2 COMENTARIOS