destinos turísticos inteligentes

La metodología de los destinos turísticos inteligentes mejora la gestión de los destinos, pues analiza la actividad turística y ofrece una hoja de ruta con actuaciones destinadas a que la experiencia del turista sea más satisfactoria y el proceso más eficiente.

Gracias a ese método, los turismos se pueden medir mejor y su evaluación se realiza de forma colaborativa, con un enfoque de mejora y evolución continua del objetivo. Este consiste en ofrecer una visión de 360º del destino concreto basado en la innovación y la tecnología.

Esa ha sido la conclusión principal del curso de verano de la UIMP en Santander, organizado por el Ayuntamiento de la ciudad y SEGITTUR. Los expertos reunidos en el mismo aseguran que avanzar hacia los destinos turísticos inteligentes es necesario por diversos factores.

Entre ellos, se citan la transformación del sector turístico, el esencial desarrollo del turismo sostenible, la estacionalidad, la digitalización y las nuevas necesidades del viajero.

Los destinos turísticos inteligentes, puestos a prueba

Durante el curso, se ha analizado esta metodología en cada uno de los ejes. Desde la gobernanza a la accesibilidad, pasando por la innovación, la sostenibilidad y la tecnología. En el mismo se han encontrado en todos ellos problemas por parte de los destinos, como la falta de estrategia de innovación y presupuesto, una conectividad limitada o insuficientes medidas de gestión energética.

El eje que ha obtenido una mayor valoración con los destinos turísticos inteligentes ha sido la sostenibilidad, con un 64,5%. Le siguen la gobernanza (50,9%), la accesibilidad (46,6%), la innovación (46,3%) y la tecnología (45,2%).

Esta metodología ya ha sido aplicada en más de 50 destinos. Entre las buenas prácticas como destino turístico inteligente, encontramos el análisis de datos para adaptar la oferta a la demanda, el uso de la tecnología para mejorar la experiencia, los productos turísticos innovadores o los recursos accesibles con rampas y cartelería en braille.

Los destinos de Santander, Palma y Salamanca compartieron su experiencia como destinos turísticos inteligentes. Todos ellos subrayaron la necesidad y la importancia de la colaboración público-privada.

La concejala de Turismo de Santander, Miriam Díaz, reconoce las bondades del modelo, sin olvidar el esfuerzo y el tiempo que exige. En su opinión es clave que todo el ente gestor tome conciencia del cambio de gestión que conlleva, a la vez que hay que implicar al equipo, contar con una oficina técnica.

curso santander segittur destinos inteligentes

Imágenes cedidas: Foto de Daniel Eliashevsky en Pexels