cloración salina piscina innowater

¿Cuáles son las principales diferencias entre el cloro químico y la cloración salina? En Innowater presentan las principales diferencias que existen entre estas dos opciones. Lo hacen para que los hoteleros puedan determinar qué es lo que más les conviene con respecto al mantenimiento de la piscina de su hotel.

Comparaciones entre cloración salina y cloro químico

1. Olvídate de verter el cloro

El cloro tradicional debe verterse continuamente en el agua de la piscina de forma manual o automática para iniciar el proceso de limpieza y desinfección. Por su parte, en el proceso de cloración de la salmuera, el cloro se obtiene directamente del agua a tratar mediante el proceso de sal y electrólisis.

2. Sin contacto con materiales químicos

Es necesario verter el cloro tradicional de forma constante en la piscina, tanto de forma manual como automática para que inicie el proceso de desinfección y limpieza, lo que implica un continuo contacto con productos químicos por parte del personal del hotel, lo que implica un riesgo laboral. En cambio, con la cloración salina, obtenemos el cloro directamente del agua de la piscina, gracias a la sal y al proceso electrolítico.

3. Menos gasto y más espacio

Durante la temporada es necesario reponer muchas veces el cloro químico que se vierte en la piscina. Esto implica un gasto tanto en la cantidad de veces que hay que comprarlo como en el espacio que se requiere para almacenarlo. Con la cloración salina solo es necesario añadir sal una vez, al comienzo de la temporada, sin necesidad de hacer alguna otra operación.

4. Proceso químico vs. proceso natural

La generación de limpieza y desinfección con el cloro tradicional es provocada por los elementos químicos con los que está compuesto, y como consecuencia se producen emisiones de CO₂ a la atmosfera. En cambio, el proceso con cloración salina es completamente natural, sin necesidad de hacer uso de algún químico, por lo que resulta favorable para el medio ambiente.

5. Adiós a los ojos rojos

Es común que los bañistas del hotel, de cualquier edad, al abrir los ojos en una piscina tratada con cloro químico, experimenten una irritación y enrojecimiento en los ojos. Esta irritación de ojos no se produce en una piscina con cloración salina al ser elementos naturales, evitando una molestia a sus clientes.

6. No daña al pelo de los bañistas

El pelo no es ajeno al daño que produce el cloro tradicional. Este se ve afectado, ya que los lípidos de la cutícula desaparecen y se degradan las proteínas, causando que el pelo se vuelva quebradizo, poroso y seco y por consiguiente provocando una molestia a los bañista de su hotel. La cloración salina, al crear cloro de forma natural, no produce ningún deterioro en el pelo.

7. Sin reacciones cutáneas

El manto graso protector de la piel se deteriora por el cloro químico, causando una serie de efectos como irritación, hinchazón y perdida de melamina. Al no utilizarse ningún elemento químico en el proceso de creación del cloro en la cloración salina, el agua de la piscina no produce ningún daño o reacción en la piel de los bañistas de su hotel.

Este artículo nos lleva a la conclusión de que, los productos químicos que contiene el cloro tradicional resultan contaminantes, producen irritaciones y generan un mayor gasto, mientras que la cloración salina se produce de forma natural combinando en el agua la sal y electricidad, por lo que lógicamente es la evolución que debe aplicarse en las piscinas para lograr limpieza y desinfección.

Si necesita ampliar la información sobre como poder instalar un clorador salino en su piscina, consulte en www.innowater.es

Imágenes cedidas: Innowater

2 COMENTARIOS