millennials

Un estudio elaborado por American Express examina el comportamiento y las tendencias en los hábitos de consumidores y comercios locales en un periodo marcado por la crisis de la Covid-19 y las restricciones aplicadas por gobiernos de todo el mundo en la lucha contra la enfermedad.

La encuesta pone de manifiesto cómo en los últimos meses se ha producido una gran acogida en nuestro país de los pagos contactless y con tarjeta, que ya representan el 80,4% del gasto realizado por los españoles en establecimientos físicos. De esta manera, solo uno de cada tres consumidores ha seguido utilizando efectivo en sus compras.

Esta gran adopción de los pagos sin contacto y con tarjeta está siendo liderada por la Generación Millennial, que apenas realiza en efectivo el 13,7% de sus gastos en establecimientos físicos. Son los residentes de los dos grandes núcleos urbanos de España, Madrid y Barcelona, los que declaran realizar un consumo mediante pagos contactless y con tarjeta superior al 80%.

La tarjeta de débito sigue siendo la líder indiscutible en cuanto a porcentaje de uso, un 68,5% de consumidores la utiliza, seguido del efectivo y de las tarjetas de crédito con porcentajes similares (un 36% y un 31% respectivamente). Nuevamente, los Millennials son los que más se acogen a la primera modalidad, con un uso por encima de la media.

Impulso a causa del Covid-19

La recuperación económica derivada de un relajamiento de las restricciones en distintos núcleos urbanos junto con las recomendaciones sanitarias por parte de las autoridades de minimizar el uso del efectivo respaldan estos datos. Las conclusiones de esta encuesta, elaborada por Braintrust para American Express, se enmarcan en la campaña Shop Small, la iniciativa global de apoyo al comercio local que American Express desarrolla en distintos mercados, con el objetivo de detectar tendencias de consumo y ayudar al comercio local.

Lanzada en julio de 2020, este es el segundo año en el que la campaña ShopSmall se desarrolla en España. El estudio consta de diferentes bloques que analizan toda una serie de parámetros, entre los que destacan el comportamiento de los consumidores, sus relaciones con el pequeño comercio, las medidas adoptadas por los comercios locales durante la crisis y sus perspectivas económicas.

Impacto en el comercio local

Para adaptarse a la situación generada por la pandemia, el comercio local ha tomado diferentes medidas. Dos de cada tres comercios locales han puesto en marcha alguna iniciativa adicional en el último año con el objetivo de fomentar sus reservas o ventas, tales como nuevos horarios, gestión de cita previa o la venta de nuevos productos. Sin embargo, tan solo un 20% de los comercios locales ha incorporado algún medio de pago nuevo, lo que contrasta con el cambio en los hábitos de los consumidores, que utilizan cada vez menos efectivo en sus compras en establecimientos físicos.

El análisis resulta especialmente relevante en un año marcado por profundos cambios en los hábitos de consumo de los ciudadanos, como consecuencia de la situación generada por la pandemia.

Imágenes cedidas: Pressmaster / Shutterstock