A&O hotels

No cabe duda de que el 2020 ha sido punto de inflexión, con profundos efectos en la economía, la sociedad, y por supuesto en los viajes; cambios que aún están construyéndose. Si 2020 fue el año de reaccionar y adaptarse, el futuro a corto y largo plazo será el momento para innovar, para probar fórmulas novedosas que permitan mantener nuestros negocios a flote en un entorno inestable, y este es un desafío al que nos enfrentamos las cadenas, los hoteles independientes, y los alojamientos, de todos los tamaños y tipologías.

Probar, acertar o fallar rápido y pasar a la siguiente idea es la filosofía que hemos abrazado en a&o Hotels & Hostels, y que también han asumido otros hoteles europeos y españoles. En nuestro caso particular, hemos querido ganar en proximidad con nuestros huéspedes a través de la experiencia hotelera, más aún si cabe, y apostar por crear vínculos a largo plazo.

En ese proceso han surgido ideas y propuestas, como las estancias prolongadas, que están resultando ser una iniciativa exitosa incluso en mercados sometidos a grandes limitaciones en la actividad hotelera en Europa y en los que tenemos experiencia, como Alemania, Italia o Dinamarca.

Según un reciente estudio elaborado por Euronews y Globotrender, el turismo sostenible y los viajeros nómadas, que alargan sus estancias y se mueven por diferentes destinos, son tendencias que ganan fuerza en el escenario pospandemia. Esto se traduce en viajeros que buscarán la sensación de hogar allí donde viajen, incluyendo, por supuesto, a los alojamientos de cualquier categoría.

Hotel y hogar se escriben con h…

Con H de humanizar. Ya antes de la pandemia apostamos por dinamizar nuestros alojamientos, y empezamos a llamarles “casas”. Este cambio conceptual no es trivial, era el pilar que inspiraba nuestras reaperturas y nuevos establecimientos, nuestra política de sostenibilidad y nuestra relación con nuestros huéspedes. La pandemia solo nos ha convencido más aún de que la recuperación de nuestro sector pasa por conectar, y con esa idea hemos apostado por las estancias prolongadas personalizadas.

Nuestra visión no es solo crear ofertas o descuentos especiales muy atractivos para los clientes o grupos que quieran alojarse por varias semanas o meses, sino ofrecerles un nivel de customización de la experiencia que les aporte una sensación de hogar.

Un buen ejemplo, que además tiene conexión con España, lo tenemos en Copenhague Sydhavn, nuestro alojamiento en la capital danesa: desde finales del año pasado, se alojan en nuestras instalaciones 35 técnicos y especialistas en construcción de origen español que están trabajando en la nueva línea de metro de Copenhague.

Se quedarán en nuestra casa danesa hasta noviembre, y esto es porque hemos reorganizado nuestras operaciones y nuestra estructura de costes para convertir nuestro a&o en un hogar para ellos, con empleados que hablan en su idioma (y que son, sin duda, nuestro mejor activo), con una oferta gastronómica adaptada a sus gustos y referentes (¡incluyendo la clásica tortilla española, por supuesto!), y adaptando nuestra logística para realmente convertir nuestra casa en su casa.

A pesar de las restricciones que afectan a toda Europa, nuestro a&o danés, inaugurado en octubre del 2020, ha logrado hasta ahora una media de ocupación del 20%, sumando por supuesto a nuestros huéspedes de larga estancia procedentes de España. Un resultado positivo que ha sido posible gracias a las alternativas que hemos explorado durante la pandemia.

Oportunidad para el futuro

Esta estrategia no ha sido solo rentable a corto plazo, porque nos permite obtener ingresos en un momento extraordinariamente difícil para nuestro sector, también es una oportunidad para el futuro, para explotar nuevos modelos de negocio y probar ofertas y propuestas más amplias y variadas, dirigidas a segmentos tan aparentemente dispares como nómadas digitales, estudiantes, grupos familiares o viajeros vacacionales.

Se trata de responder a las nuevas necesidades de los huéspedes pospandemia: es una apuesta de largo plazo, que protege nuestro negocio y también el ecosistema que lo sustenta, el de las ciudades y destinos en los que se encuentran nuestros 39 establecimientos en toda Europa.

De hecho, en a&o hemos podido «compensar» en cierta medida la pérdida de pernoctaciones de turistas trabajando en diversos ámbitos, creando acuerdos de colaboración para estancias destinadas al personal sanitario, a miembros de los cuerpos de bomberos y policía, y a colectivos en riesgo de exclusión, como inmigrantes y refugiados; y todo contribuye a optimizar nuestra operativa, a mantener la maquinaria engrasada para afrontar el relanzamiento de los viajes con toda la energía.

Estoy convencido de que el turismo volverá con otros temas de interés y con productos diferentes: más sostenibles, más responsables, pero siempre manteniendo intacto su poder transformador. Mi experiencia es un ejemplo de esto: a&o Hotels & Hostels nació tras uno de mis viajes, hace 20 años, en el que descubrí que los alojamientos necesitaban la calidez, la comodidad y la calidad que no encontré en muchos de ellos.

Tras más de un año separados, ser los artífices de los reencuentros en espacios que realmente inspiren esta sensación de cercanía y proximidad, será una de las misiones más importantes de los hoteles en cualquier rincón del mundo.