dimensiones maleta equipaje

Durante meses, soñar con viajar fue la única opción de muchas personas, ya que gran parte de la vida diaria se detuvo.

Booking.com ha llevado a cabo un estudio global con más de 28.000 viajeros de 28 países y territorios diferentes para saber qué es lo que más ha echado de menos la comunidad viajera y a qué estaría dispuesta a renunciar con tal de poder priorizar los viajes en 2021.

Al preguntar a los encuestados qué querrían vivir este año, el 84% afirmaron preferir irse de vacaciones antes que encontrar el amor, un porcentaje aún más alto en el caso de la población española (84%), ávida de viajes, la hongkonesa (77%) y la francesa (77%). Además, el 78% elegiría hacer un viaje en vez de comprarse un coche.

Pero la pasión por viajar no termina aquí, ya que el 89% preferiría unas vacaciones a un ascenso en el trabajo, y el 60% se decantaría por irse de viaje si tuviera que elegir entre eso y una cena con toda la familia, a pesar del poco contacto que se ha podido tener con los seres queridos durante meses.

En el plano laboral, la comunidad viajera española (89%), la japonesa (77%) y la danesa (77%) es más probable que elijan un viaje antes que un ascenso, mientras que la comunidad taiwanesa parece preferir un viaje a pasar tiempo con la familia (66%), seguida de la coreana (62%), la italiana (62%) y la croata (62%).

Las sensaciones que más echa de menos la comunidad viajera

Pensando en el momento en que se pueda retomar los viajes y llevar estas preferencias a la práctica, son las pequeñas experiencias las que más ansían recuperar los viajeros. El «olor a vacaciones» encabeza la lista para un 35% de los encuestados, esos aromas desconocidos que despiertan nuestros sentidos cuando visitamos un lugar nuevo.

Algunos viajeros tienen más ganas de recuperar estos pequeños placeres sensoriales que otros, pues el 57% de los croatas y el 45% de los brasileños sueñan con sentir de nuevo ese soplo de aire fresco que acompaña a las vacaciones.

Pero estas no son las únicas experiencias que se echan en falta. La comunidad viajera también espera impaciente el momento de volver a vestirse para las vacaciones (20%) y de vivir un romance de viaje (13%). Los que buscarán, con mayor probabilidad, enamorarse de algo más que del destino son sobre todo los viajeros vietnamitas (36%), israelíes (32%) y chinos (32%).

Incluso los aspectos más molestos son ahora bienvenidos

Nos gusta tanto viajar que hasta echamos de menos algunos de los aspectos menos divertidos. Encabezan la lista la decepción de probar un plato nuevo y que no te guste (18%), las horas muertas en el aeropuerto, esperando para embarcar, (16%) y el contacto con la arena demasiado caliente como para caminar descalzos (21%).

Los colombianos (36%) y los mexicanos (30%) son los que más añoran esas sorpresas culinarias poco placenteras, mientras que los coreanos (28%) y los singapurenses (26%) son los más dispuestos a volver a pasar el rato en el aeropuerto antes de un vuelo.

Pero la comunidad viajera no solo saborea el momento de volver a descubrir nuevas especialidades locales. Algunos también echan de menos la comida que ofrecen las aerolíneas a bordo (17%) o incluso levantarse en medio de la noche para coger un vuelo temprano (17%).

El desafío o la emoción de intentar superar las barreras lingüísticas para comunicarse con la población local es otra de las inesperadas experiencias de viaje que echa en falta la comunidad viajera global (16%), un porcentaje superado con creces por los hongkoneses (36%), que son los que más añoran echar mano del diccionario.

Un poco más abajo en la lista de experiencias que despiertan la emoción de los viajeros figuran el hecho de quemarse tomando el sol y el tener arena por todos lados después de un día de playa, mencionadas por un 15% de los viajeros.

Esta interrupción de los viajes nos ha servido para darnos cuenta de lo que más añoramos, desde lo más funcional, como puede ser el servicio de habitaciones, hasta lo más sentimental, como un romance de verano.

Incluso ha colocado los viajes en lo más alto de la lista de prioridades de muchas personas, por delante del amor o del desarrollo profesional. En definitiva, la comunidad viajera sueña con volver a descubrir nuevos lugares, culturas y experiencias, y pasar del «ojalá estuviera allí» al «ojalá estuvieras aquí», en cuanto llegue el momento.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com

1 COMENTARIO