orango parque hotel 01

El turismo es absolutamente compatible con la sostenibilidad, y su implantación responsable puede ayudar a que muchos países en desarrollo encuentren en él una importante fuente de ingresos, aun manteniendo intacto su territorio y preservando sus costumbres más ancestrales.

Eso es lo que reivindica Orango Parque Hotel, un ecolodge sostenible de 28 plazas que, desde su apertura en 2007, ha contribuido al desarrollo de la economía de los habitantes del Parque Nacional de Orango, ubicado en el archipiélago Bijagós de Guinea Bissau, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Coincidiendo con la celebración mañana del Día Internacional de la Madre Tierra, este emblemático establecimiento gestionado por la Associaçao Guinea Bissau Orango, una entidad sin ánimo de lucro, con sede en Madrid, de la que es socia la conocida Fundación española CBD-Habitat, quiere mostrar con su ejemplo que la realización de proyectos y acciones encaminadas al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por la Organización de las Naciones Unidas, puede ayudarnos a preservar los espacios naturales y, también, a facilitar que los habitantes de los países en desarrollo progresen en su propio país, sin tener que emigrar para conseguirlo.

orango parque hotel 01

Proyectos vinculados a 9 ODS:

Desde sus inicios hace ahora 14 años, Orango Parque Hotel ha destinado todos sus ingresos al mantenimiento y mejora de sus instalaciones, y a la ejecución de numerosos micro proyectos que tenían como objetivo preservar el espectacular entorno en el que está ubicado; mejorar la calidad de vida de los habitantes del Parque Nacional de Orango; y recuperar costumbres y tradiciones ancestrales del pueblo bijagó.

ODS 1 + 8 + 11: FIN DE LA POBREZA/ TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO/ CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES

Para cumplir estos 3 ODS, Orango Parque Hotel ha llevado a cabo iniciativas como la creación de talleres de artesanía local y ebanistería, en los que las formaciones impartidas han permitido a la población local lograr una expectativa laboral para ellos y sus hijos, generar nuevos ingresos y, gracias a ello, permanecer en el Parque Nacional de Orango, sin tener que emigrar al continente.

Además, con ello se ha conseguido preservar su identidad cultural, algo que también se ha alcanzado con la recuperación del Carnaval tradicional bijagó auspiciada por Orango Parque Hotel, un evento que propició una mayor cohesión social, y un mayor sentimiento de identidad en los habitantes del archipiélago.

ODS 2 + 15: HAMBRE CERO/ VIDA DE ECOSISTEMAS TERRESTRES

Cuando Orango Parque Hotel abrió sus puertas, existía un auténtico conflicto entre la población y los hipopótamos de agua salada, una especie venerada por el pueblo bijagó, y en peligro de extinción, que entraba en las plantaciones de arroz y se comían o destruían muchas cosechas. La solución encontrada fue instalar unos pastores eléctricos, totalmente inofensivos para el entorno y su fauna, que logró evitar que los hipopótamos entrasen en los cultivos.

Este proyecto se llevó a cabo tanto en la zona continental, al norte de Guinea Bissau, como en el Parque Nacional de Orango, dónde las medidas adoptadas lograron duplicar la producción de arroz. Una vez regularizada la situación, los hipopótamos siguen viviendo tranquilamente en la zona, y ejerciendo como siempre de protagonistas del Parque Nacional de Orango, del que son emblema.

ODS 3: SALUD Y BIENESTAR

Hasta la apertura de Orango Parque Hotel, muchos habitantes debían recorrer grandes distancias a pie para recibir una atención sanitaria. Una vez identificada esa gran carencia, se ejecutó otro micro proyecto que consistió en la rehabilitación del puesto de salud de la aldea de Eticoga, la más próxima al establecimiento, que, desde entonces, ofrece servicio a un total de 5 aldeas y atiende a más de 1.000 personas. El hotel mantiene los sueldos de los 2 enfermeros y el ayudante de enfermería, que se encargan de él.

Durante todos estos años se han rehabilitado otros 2 puestos de salud, ubicados en las aldeas de Acagume y Ambuduco; se han apoyado 3 misiones de asistencia médica para facilitar atención oftalmológica y ginecológica a los habitantes del archipiélago; y se presta ayuda con las propias embarcaciones del hotel en aquellos casos en los que algún habitante del parque necesita una evacuación urgente para ser ingresado en el hospital de Bubaque.

ODS 4: EDUCACIÓN DE CALIDAD

La educación es la base del desarrollo, lo que puede permitir a un país progresar de la mano de sus propios habitantes. Uno de los micro proyectos realizados por Orango Parque Hotel a este respecto en estos años ha sido la ejecución de una escuela infantil a la que asisten 65 niños de la aldea de Eticoga, y en la que también se les proporcional el servicio de comedor; y ha rehabilitado la escuela de educación primaria de Orango Grande, la única que hay en la isla, y que da acceso a la educación a un total de 400 niños. En el programa formativo se incluye material y actividades relacionadas con la biodiversidad, con el fin de inculcarles el valor de la preservación del entorno.

ORANGO PARQUE HOTEL

ODS 6: AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO

Muchas de las enfermedades que aún existen en zonas como África Occidental se deben a la escasez o mal uso del agua, que a menudo dista mucho de las poblaciones, o incluso está contaminada. Por eso, otra de las prioridades del programa de acción social de Orango Parque Hotel fue construir o restaurar pozos de agua potable. Esta medida ha beneficiado a 5 pozos de las aldeas de Eticoga, Amupa, Madina y Eticodega, y su funcionamiento ha permitido mejorar el acceso al agua de las poblaciones del parque; y disminuir el número de enfermedades derivadas del consumo de agua contaminada.

ODS 14: VIDA SUBMARINA

La pesca artesanal genera gran parte de la alimentación de las poblaciones del parque, mientras que el paso de las embarcaciones turísticas es la base de su incipiente sector turístico.

Para evitar que el acceso a los distintos tipos de embarcaciones causasen daño en los ecosistemas costeros, que en su mayoría están formados por manglares que protegen la erosión del litoral, y actúan como defensas costeras frente a los grandes temporales, Orango Parque Hotel construyó una pasarela elevada en la región de Anor, que evita tener que atravesar los manglares, preservando el área y su rica biodiversidad.

En cuanto a la protección de la fauna, cabe destacar su colaboración en un estudio que busca profundizar en el conocimiento de los hábitos y necesidades del manatí africano, una especie en peligro de extinción que sigue siendo un gran misterio para muchos investigadores de todo el mundo.