ahorro agua vincci

Con un claro compromiso por un turismo responsable y sostenible desde el momento de su creación, Vincci Hoteles, que este año cumple su 20 aniversario, continúa apostando por el cuidado de nuestro entorno y por aportar su pequeño grano de arena para erosionar lo mínimo posible el medio ambiente. Con motivo del Día Mundial del Agua, la cadena hotelera presentó su nuevo Plan de Gestión Sostenible del Agua 2021-2030 que se plantea como uno de sus principales retos el ahorro total de 33.300.000 litros de agua en este período, lo que sería equivalente a 13 piscinas olímpicas.

Para ello, Vincci Hoteles va a reforzar diversas medidas dirigidas al ahorro de agua que ya venía implementando en sus establecimientos desde su creación y que ha ido ampliando y actualizando según han ido surgiendo innovaciones en el sector con excelentes resultados. Estas medidas irán dirigidas principalmente a la reducción de su huella hídrica, al control y mejora de la calidad de sus vertidos, y a la continua labor de sensibilización y formación de su equipo humano y de los clientes que, por su parte, cada vez buscan en mayor medida establecimientos sostenibles.

¿Cómo reducir la huella hídrica?

En cuanto a la reducción de su huella hídrica, algunas de las iniciativas van en el sentido de completar la instalación de reductores de caudal en habitaciones y zonas comunes de todos los hoteles del grupo, la instalación de urinarios sin agua o la utilización de agua de lluvia y/o aguas grises tras su depuración para algunos aspectos concretos.

Por supuesto se continuará con acciones ya puestas en marcha como la limpieza sin productos químicos que ha contribuido a un mayor ahorro de agua u otras muchas, como el doble pulsador en cisternas, instalación de programadores en los riegos, sustitución de filtros de arena por vidrio en las piscinas, o todas aquellas relacionadas con la impartición de cursos y charlas para hacer formar parte de este proyecto al personal de toda la cadena, así como la comunicación a los clientes, mediante cartelería y otros sistemas en cada uno de los alojamientos.

También continuará con sus múltiples proyectos en este sentido como el de “Agua Km 0” que consiste en la incorporación tanto en oficinas centrales como hoteles de dispensadores que recogen el agua de la red local y la someten a un proceso de filtración obteniendo agua libre de olores o de cualquier otra sustancia perjudicial, conservando sus minerales naturales. Un agua de proximidad, que evita los transportes con la consiguiente reducción de CO2 que ello supone. Siempre está servida en envases de vidrio contribuyendo a la eliminación de todas las botellas de plástico de agua embotellada en toda la cadena