futuro tendencias viajeros

La pandemia mundial ha cambiado para siempre al sector hotelero. Ofrecer agilidad en la reserva es más importante que nunca y los hoteleros deben asumir que la demanda de los huéspedes ha cambiado. Por eso, tienen que adaptar su oferta, la forma en que distribuyen y cumplir con ello en consecuencia.

Frank Trampert, SVP y Global Managing Director Commercial en Sabre Hospitality Solutions y Stefan Leser, CEO en Langham Hospitality Group analizaron en la última edición de ITB Berlín cómo la tecnología puede ayudar a satisfacer los nuevos comportamientos de los huéspedes.

Un buen catalizador de cambio

Según los ponentes, una crisis suele ser un catalizador de cambio, y los desafíos de 2020 han brindado a la industria hotelera la oportunidad de dar un paso atrás, reevaluar su situación y apostar por la innovación.

Los hoteleros han tenido que adoptar una nueva perspectiva sobre cómo hacer negocios, repensar cuál es o puede ser su producto en el futuro, cómo alcanzar y respaldar las necesidades de nuevos segmentos de clientes y cuáles son las necesidades que crecen en torno a la creación, distribución y satisfacción de contenidos y productos.

Afrontar con éxito estos cambios comienza con la asunción de una estrategia de distribución diversificada; “esto quiere decir que los hoteles deben estar presentes en todos los canales de reservas de viajes”, señalan. Al mismo tiempo, deben estimular la demanda de forma inteligente, flexible y creativa, teniendo también en cuenta la aparición de este nuevo cliente.

“Las restricciones de viajes implementadas durante el pasado año han significado que el mundo se ha vuelto más local. Como tal, las empresas hoteleras tienen que repensar quiénes van a ser sus huéspedes en el futuro, el tipo de experiencias que desean y la mejor manera de ofrecérselas”, señala Stefan Leser, de Langham Hospitality Group.

“Debido a la falta de viajes internacionales, ha sido necesario aprovechar la tendencia de ‘vacaciones en casa’ y, por tanto, atraer a ese nuevo segmento de huéspedes”, señala. Y los hoteleros han tenido que reposicionarse en función de las necesidades de estos nuevos clientes para asegurarse que cumplen sus expectativas y captar así el negocio.

Hoteles mucho más ‘locales’

Hasta ahora, los hoteles servían como “trampolín” para conocer mejor una ciudad, sin embargo ahora los clientes buscan más lo que ofrece el hotel en sí mismo. Los hoteleros han tenido que adaptarse para ofertar una variedad de experiencias locales y ayudar a establecer el hotel como un centro comunitario. “La tecnología debe ser capaz de captar una propuesta de valor como esta frente a las expectativas de los clientes, para incrementar así el consumo”, explican.

Desde un punto de vista tecnológico, los hoteleros buscan soluciones de extremo a extremo que eliminen las complejidades y ayuden a maximizar las pocas oportunidades disponibles.

“Los avances en tecnologías de código abierto y APIs abiertas permiten a los hoteleros trabajar de forma más flexible, inteligente y ágil, mientras que la automatización y las diferentes plataformas ayudan a captar las necesidades del huésped, lo que permite una mejor integración y una mejor distribución, reduciendo costes mientras aumentan el consumo y los ingresos”, señala Frank Tampert, de Sabre.

Dado que la personalización es la nueva expectativa en muchas industrias, el sector travel debe ofrecer este enfoque personalizado para mejorar aún más la experiencia del huésped. “Hacer revenue ya no es solo aplicar una tarifa a una habitación en un periodo concreto de tiempo, sino que se trata de aportar valor a cada cliente individual; aumentar la conexión con él de una forma en que antes habíamos llegado siquiera a imaginar”, añade Leser.

gastronomía hotelera F&B hoteles

Ofertas personalizadas = más compras

De lo que no cabe duda es de que ofrecer a los consumidores ofertas personalizadas se traduce en más compras. Por eso, compañías como Sabre están apostando por la tecnología para ayudar a los hoteleros a cumplir con estos paquetes personalizados. “Además de mayores ingresos, este enfoque de venta pormenorizada produce resultados positivos que incluyen mayor satisfacción y retención de los huéspedes, así como una diferencia estratégica respecto a los consumidores”, cuenta Trampert.

“El machine learning y la inteligencia artificial ayudan a identificar los patrones que despiertan los deseos de los viajeros; por eso Sabre trabaja con Google a la hora de desarrollar una forma pionera de reconocer estos impulsos y así ayudar al desarrollo de estos viajes personalizados”, afirma.

Gracias a la inteligencia artificial y el machine learning, Sabre Travel IA es capaz de predecir los comportamientos de los consumidores, todo ello acompañado de conocimientos sofisticados y de datos de mercado en tiempo real. Esta herramienta se integrará en la plataforma SynXis de Sabre antes de junio de este año.

En conclusión, la pandemia ha sido un buen catalizador para afrontar un cambio más que necesario en el sector hotelero. “Si hay una industria resistente al estrés y que sabe pivotar para salir adelante es la industria hotelera”, concluyó Leser.

Imágenes cedidas: Octavian Rosca en Unsplash, Pablo Merchán Montes en Unsplash