Hotel Cala D'or Garden’s cloración salina piscinas

Cada vez hay más evidencias de que las piscinas, tanto públicas como privadas se van a cambiar a la cloración salina, ya que es la evolución lógica que este sector está experimentando en el tratamiento y desinfección del agua.

Es por ello que cada vez más hoteles se hacen estas preguntas: ¿debo cambiarme a la cloración salina? ¿Qué ventajas me proporciona? En este artículo, la compañía Innowater intenta darles respuesta, utilizando para ello un caso de éxito que se ha producido en el Hotel Cala D’or Garden’s situado en la zona turística de Cala D’or en la isla de Mallorca.

El hotel Cala D’or Garden’s tiene en sus instalaciones dos piscinas conectadas por una cascada y en la piscina superior tienen juegos de agua que facilitan la oxigenación del agua.

El peligro del cloro líquido

Hasta 2019, estas instalaciones contaban con un sistema de tratamiento y desinfección del agua basado en hipoclorito sódico, o más comúnmente conocido como cloro líquido, para lo que necesitaban almacenar 2.500 litros de este producto mediante dos depósitos de 1.250 litros.

Tenían además que realizar una recarga de ambos cada semana o semana y media a través de un camión con los consiguientes riesgos de fuga del producto, reacciones nocivas, olores y gases, que podían afectar tanto a los clientes como al personal del hotel.

Por otro lado, se utilizaba CO2 para el control del PH; este sistema se sustituyó por la adicción de ácido sulfúrico del 40%, eliminando el rellenado del tanque de gas de CO2.

Tras analizar todas las instalaciones y viendo las necesidades del hotel, desde Innowater se realizaron los cálculos más adecuados para conseguir la producción más equilibrada de los equipos, teniendo en cuenta que son dos piscinas comunicadas mediante cascada y con equipos de filtración independiente.

Hotel Cala D'or Garden’s cloración salina piscinas Sabiendo que la totalidad de agua a tratar era de 1.250 m3, se decidió proyectar la instalación de dos equipos independientes para enviar a cada uno de los vasos la producción necesaria para conseguir el tratamiento perfecto del agua.

Los equipos que se instalaron para tratar y desinfectar las piscinas fueron un equipo SMC 750 y otro SMC 500 para la producción de cloro y dos equipos monitor con sonda para el control del cloro y ph de forma totalmente automática. Asimismo, el equipo Monitor controla de forma proporcional el aumento o disminución de la producción, dependiendo de la necesidad de cloro que requiera cada una de las piscinas.

Toda la instalación de los equipos se realizó en un habitáculo situado junto a la piscina, obteniendo un nivel de ventilación y conservación muy adecuados.

 

Nuevo modelo renting

El hotel contrató el cambio a la cloración salina en la modalidad de renting, solución que ofrece Innowater, por la cual el pago de la cuota mensual supone un importe infinitamente inferior al que se pagaba cada vez que tenía que recargar el cloro líquido, lo que le ha supuesto un ahorro considerable en los gastos de mantenimiento y limpieza de las piscinas.

Una vez concluida la instalación y pasado un tiempo, el hotel ha podido disfrutar de los diferentes beneficios que aporta la cloración salina, es decir, los ojos de los clientes ya no se irritan, la piel está más hidratada, el cabello no se reseca y han desaparecido los olores del cloro.

Por otro lado, el personal del hotel, entre 4 y 6 personas, ha reducido considerablemente los riesgos laborales del mantenimiento y desinfección de la piscina al evita los trasvases del cloro, los gases y las posibles fugas de producto.

También se han reducido de forma destacada los gastos económicos en el mantenimiento de las piscinas y el hotel está reforzando su compromiso ecológico y ambiental con el entorno al no utilizar productos químicos, conservantes o estabilizantes que tiene el cloro líquido.

-> Más información sobre el mantenimiento de piscinas de hoteles