interiorismo diseño hotelero

No cabe duda de que el interiorismo hotelero es un mercado muy especial. Habitaciones, vestíbulos, bares, restaurantes, salas de reuniones, conferencias, gimnasios, spas, piscinas e incluso terraza y exteriores. Las áreas que hay que diseñar en un hotel son infinitas.

Por eso, trabajar con uninteriorista hotelero experimentado es fundamental para poder diseñar o remodelar un hotel. Estos profesionales comprenden a la perfección la arquitectura del edificio y las necesidades de cada habitación. Además, saben cómo encajar cada producto FF&E (Furniture, Fixtures and Equipment – Muebles, Accesorios y Equipamiento)  en el espacio.

Room Mate Macarena Madrid
Room Mate Macarena también destaca por su diseño interior

¿Qué nos aporta un diseñador hotelero?

La responsabilidad principal de estos diseñadores es crear conceptos personalizados para cada hotel y culminar con su diseño y desarrollo. Pero son más los beneficios:

Saben lo que deben evitar

Esto es fundamental. Al tener tantas áreas para diseñar y decorar, un profesional del interiorismo nos ayudará a descartar todo aquello que no sea necesario o que rompa con la estética conceptual de nuestro alojamiento.

A su vez, la realidad nos demuestra que los huéspedes abusan de todos los elementos que existen en el hotel, por eso hay que contar con un plus de experiencia para conocer las trampas. Por ejemplo, un interiorista tendrá en cuenta:

  • Las necesidades del personal: Un diseño sencillo facilita la prestación de un servicio impecable. El diseñador hotelero se asegurará de que todas las áreas sean los suficientemente accesibles para que se puedan limpiar sin dificultad.
  • Comprender las necesidades concretas: Los complejos turísticos frente a la playa tienen unas necesidades muy diferentes a las que puede tener un hotel urbano. El diseñador debe tener en cuenta cómo el entorno de nuestro alojamiento influye en la elección de uno u otro diseño. Por ejemplo, cerca del mar no es buena idea instalar muchas piezas metálicas, pues el aire proveniente del agua salada las acabará corroyendo. Tampoco tendremos que elegir tapicerías que pierdan el color al roce de la crema bronceadora. De ahí la importancia de conocer muy bien la plaza para elegir los mejores materiales.
  • Anticiparse a los deseos del huésped: Los huéspedes viajan con múltiples dispositivos, por eso pensar en las tomas de corriente suficientes es fundamental en el momento actual. ¿Hay puntos suficientes a la vista? ¿Puede el huésped tener varios dispositivos enchufados a la vez?

En resumen, un interiorista hotelero conseguirá que nuestro hotel sea accesible tanto para el personal como para los clientes.

Requena y Plaza
Detalles de interiorismo en el hostel Room007

Entienden el espacio

Como decíamos al principio, este tipo de profesionales nos ayuda principalmente a entender el espacio. Los diseñadores hoteleros dibujarán nuestro hotel a escala y ahí irán poniendo y quitando todos aquellos accesorios que complementen la estancia del huésped. Además, tendrá en cuenta los estándares de la marca para completar un proyecto homogéneo, si bien es cierto que cada vez las marcas dan más libertad a la hora de adecuar nuestro hotel al entorno en el que se ubica.

A su vez, estos profesionales caminan mentalmente por nuestro hotel, pensando qué espera el huésped encontrar al girar cada esquina del pasillo; al tumbarse en la cama, al entrar al baño… Y es que al final, la mejor forma de conseguir un hotel accesible y cómodo es en base a nuestra experiencia previa.

Por todo esto, es importante que el diseñador hotelero o interiorista se incorpore al proyecto de remodelación o construcción hotelero cuanto antes. Sobre todo si trabajamos con arquitectos que no estén muy bregados en la construcción o reforma de hoteles. El diseñador puede incluyo ayudarlo a reorganizar los planos para que se adapten a las necesidades reales del huésped.

Porque al final, una buena experiencia de cliente dependerá de la altura o anchura de una mesa de trabajo, del número de enchufes al alcance de la mano que tengamos, de la facilidad para encender o apagar las luces o de la iluminación de un espejo. Son detalles que probablemente no tenemos en cuenta a la hora de poner en marcha un hotel, pero que son fundamentales de cara a la buena acogida que tenga.

concept hotel group 02
Concept Hotel, maestros del diseño hotelero

Imágenes cedidas: Surface on Unsplash