google booking.com expedia otas competencia

Como indiscutibles exponentes de la firme apuesta por la venta directa hotelera, en Paraty Tech procuramos seguir muy de cerca a aquellos players del sector que, de algún modo, representan una amenaza para la labor que llevamos a cabo. De ahí que siempre estemos especialmente alerta para detectar la implementación de nuevas funcionalidades por parte de las OTAs.

Por un lado, por qué negarlo, aprendemos de ellas. Por otro, a pesar de las reservas que generan, en muchas ocasiones atentan directamente contra los intereses y estrategias de nuestros clientes. En este artículo queremos poner el foco principal sobre Booking.com, que ha comenzado este 2021 pisando muy fuerte. Y es que se han alineado los astros (irrupción del Coronavirus, entrada en vigor de la PSD2, etc.) para precipitar toda una serie de acontecimientos que listaremos a continuación.

Algunas de las siguientes iniciativas se han puesto en marcha de manera unilateral, sin avisar previamente a los hoteleros. Por ello, además de enumerarlas, incidiremos en los pros y contras de las mismas, y aportaremos sugerencias, a modo de posibles soluciones, para mitigar su impacto.

1. Reservas sin riesgo

Un claro ejemplo de ese proceder sin previa consulta, cada vez más habitual, al que aludíamos anteriormente. Suponemos que, desde su prisma, resulta más rentable pedir perdón que pedir permiso.

En principio, han adherido a todos los hoteles de su cartera de clientes a este nuevo programa que, básicamente, convierte las tarifas No Reembolsables en Flexibles. Además, es casi imposible de detectar, porque desde la óptica del cliente final, a todos los efectos se le está ofreciendo una Tarifa Flexible que no sabe que, en su origen, es No Reembolsable. Para colmo, su entrada en escena depende del algoritmo de la OTA, que decide en función de la fecha y de la demanda esperada.

Resumiendo, el hotel tiene esa reserva garantizada, pero el cliente la puede cancelar, porque Booking.com se compromete a rellenar ese hueco con otro huésped o, en su defecto, a asumir el coste de la reserva. Inteligente, ¿no? Desde luego, siempre que dispongas del colchón económico necesario para hacer frente a los posibles gastos en los que puedas incurrir.

Pros para el hotelero

  • Podrá reabrir las tarifas No Reembolsables, que prácticamente se habían extinguido como consecuencia de la pandemia, porque en última instancia, serán Flexibles.
  • El On the Books contemplado para este tipo de tarifas está garantizado, por lo que se reduce su volatilidad.
  • No acarrea costes, más allá del descuento que decida aplicar a las tarifas No Reembolsables.

Contras para el hotelero

  • com, en su afán de cubrir los huecos de las cancelaciones, verá una puerta abierta de par en par para generar disparidades de precio.
  • Si el algoritmo de Booking.com no considera factible garantizar esa reserva, no activará el programa, por lo que el hotelero tendrá una tarifa No Reembolsable, muy poco atractiva dadas las circunstancias actuales.

Sugerencias

  • Apostar por las tarifas Semiflexibles: al huésped le aportan tranquilidad, y al hotelero ciertas garantías, al ser habitual que contemplen un prepago parcial. Con nuestro recientemente estrenado sistema Paraty E-Payments, gestionar los cobros de este tipo de tarifas es muy sencillo.
  • Desactivar el programa Reservas sin Riesgo: es sencillo desde la extranet de Booking.com, siguiendo los siguientes pasos:
    • Haz clic en “Oportunidades de mejora”
    • Haz clic en “Programa de reservas sin riesgo”
    • Abajo del todo, selecciona la opción “Abandonar el programa”
    • Decide durante cuánto tiempo (recomendamos “De forma indefinida”)
    • Especifica el motivo
os pasos para desactivar las Reservas sin riesgo
Pasos para desactivar las Reservas sin riesgo

2. Pagos Online

Cuando allá por marzo de 2019 detectamos el sonado Early Payment Benefit, no éramos conscientes todavía de hasta qué punto las OTAs tratarían de rentabilizar, solo unos meses después, la entrada en vigor de la nueva normativa PSD2 (de obligatorio cumplimiento desde comienzos del presente año). Una parcela, la de los pagos online, en la que debemos reconocer que siempre han ido un paso por delante del resto de los players, incluido el canal directo de venta, la página web oficial.

Así, a fuego lento, se ha estado cociendo el caldo de cultivo ideal para convencer al hotelero de que lo más cómodo es desentenderse de este “problema” y dejar en sus manos la gestión de los cobros online. Una verdad a medias y, también, un arma de doble filo, pues en realidad constituye la oportunidad perfecta para generar más disparidades.

Pros para el hotelero

  • Las OTAs cumplen a rajatabla con la PSD2.
  • Las OTAs disponen de los más variados métodos de pago (Paypal, Bizum, Amazon Pay, Apple Pay, Wechat, etc.)
  • En definitiva, es cómodo delegar esta parcela, porque favorece su operativa.

Contras para el hotelero

  • Las No Reembolsables no se cobran en el momento, por lo que no mejora la tesorería, ni se recibe un dinero por adelantado como antes.
  • Los cobros vía Tarjeta virtual acarrean coste (2%-3% según el banco)
  • Los cobros vía Transferencia le llegarán al hotelero entre los días 1 y 15 del mes siguiente.
  • Se abre una nueva puerta a posibles disparidades, porque Booking.com sí dispondrá del dinero por adelantado, por lo que se podrá permitir sacrificar parcialmente su comisión, además de aprovechar para implementar funcionalidades como el citado Early Payment Benefit.
  • En términos de facturación, si el cliente solicita una factura en el hotel, se verá forzado a facturar por una cantidad mayor al líquido percibido.
  • Los descuentos no son fáciles de detectar, porque no siempre se muestran, lo que complica la labor de identificación de las disparidades.

Sugerencias

  • Descuentos en la web: realizar descuentos en la web oficial pasa, de recomendable, a ser prácticamente obligatorio. En términos reales, el PVP de Booking.com deja de ser PVP, porque van a aplicar de manera casi automática descuentos del 5%-10%, dependiendo del hotel.
  • Herramientas de automatización de precios: la implementación de herramientas como Parity Maker, que igualan el precio con el de OTA seleccionada, en tiempo real, deberían estar activadas por defecto, aunque como hemos comentado, no siempre detectarán los descuentos, por lo que no será suficiente con esto.
  • Revisiones manuales: en relación con el punto anterior, no está de más llevar a cabo aleatoriamente revisiones manuales. Nadie conoce mejor que el hotel sus tarifas, y resultará más sencillo detectar estas acciones llevando a cabo búsquedas manuales.
  • Herramientas que justifiquen los descuentos y aumenten la conversión: todo lo que hagamos es poco. Por eso resultarán muy útiles iniciativas que ofrezcan promocodes a cambio de acciones por parte del huésped. Por ejemplo, activar herramientas como Rescue Seeker (retargeting activo con el objetivo de evitar abandonos), o invitar a suscribirse a la newsletter para beneficiarse de un descuento y, de paso, aumentar los contactos de nuestra base de datos.
  • Club de fidelización: probablemente el mejor modo de mejorar, de forma más que justificada, el precio de Booking.com, a la vez que damos un nuevo paso para hacer que nuestros clientes se sientas especiales por el hecho de reservar por el canal directo.

3. Otras disparidades “pirata”

Esta lista se irá incrementando con el paso de los días, pero a día de hoy, somos capaces de enumerar las siguientes, suficiente motivo para permanecer muy alerta:

  • Descuentos, en forma de cash directo para viajar, a cambio de invitar a reservar a nuestros amigos.
  • Promocodes para acumular dinero para futuros viajes.
  • Cashback después del viaje, o incentivos para reservar a través de la promesa de devolución de un porcentaje (10%), una vez finalizada la estancia.
  • Descuentos exclusivos por plataformas, por ejemplo, en la App. Price Seeker ya los detecta, pero conviene no perder de vista este tipo de acción.
  • Activación temporal del programa Genius solo por registrarse o iniciar sesión.
Otros Descuentos "Pirata"
Otros Descuentos “Pirata”

1 COMENTARIO

  1. Mira Daniel. Veo que eres un chico joven por eso no conocerás un anuncio muy antiguo de TV, que decía el frotar se va a acabar. Pues eso mismo le pasa a Booking. En la última reunión de accionistas, único de sus ejecutivos dijo: Que su futuro era extremadamente incierto. EXTREMADAMENTE. Y eso que aún no sabía la patada que les iba a dar Google.
    Por lo tanto Booking ni fuerte ni flojo