El CETT-UB, centro universitario de turismo, hotelería y gastronomía adscrito a la Universidad de Barcelona, ha celebrado el Observatori CETT “El futuro del turismo según los candidatos al Parlament de Catalunya”, un encuentro dedicado a poner en común y debatir las propuestas de las diferentes fuerzas políticas para el sector turístico.

Maria Abellanet y Meya, CEO del CETT, afirmó durante la apertura del acto que “el futuro del sector pasa por el conocimiento y la sostenibilidad” y aseguró que el CETT quiere ser “parte activa”. Abellanet ha instado a los candidatos y candidatas a ayudar al sector a fondo, implementar medidas, ser flexibles ante los cambios que se deberán realizar y gestionar los fondos europeos New Generation como pilar real de la recuperación y transformación del sector.

El debate, moderado por el periodista Josep Puigbó, ha contado con la participación de los principales partidos políticos que concurren a las próximas elecciones al Parlament de Catalunya.

Las ayudas al sector, una prioridad

Los representantes de las diferentes fuerzas políticas han presentado sus propuestas para la recuperación del turismo y han coincidido en afirmar que la colaboración entre todos los agentes del sector y la administración es clave para afrontar la recuperación del sector tras los efectos de la COVID-19.

Como aspectos prioritarios, los candidatos han destacado las ayudas directas e indirectas a PYMEs y trabajadores a partir de los fondos europeos para la recuperación. Para Elsa Artadi, candidata de Junts per Catalunya por Barcelona, “las prioridades son la supervivencia de las empresas y el tejido para evitar las pérdidas de puestos de trabajo y de las empresas, volver a abrir el sector y reinventar la estrategia turística con el turismo inteligente”. Ha resaltado, además, que para la reapertura “hay que ser mucho más eficientes haciendo test rápidos, controles de acceso y aprovechar la tecnología para confirmar las personas libres de COVID”.

¿Y la próxima temporada?

En referencia a la próxima temporada y ante la incertidumbre de la campaña de vacunación por el retraso en el suministro, Jordi Orobitg, candidato de Esquerra Republicana de Catalunya por Girona, resalta que “es imprescindible promover una campaña de turismo de proximidad. Sabemos que no es la solución para los destinos que precisan de una gran afluencia de turistas, pero una política de bonificaciones dirigidas a las familias para que se alojen en establecimientos de nuestra demarcación puede ayudar”. “Un rebote de la actividad no debería distraer de la necesidad de reconversión del sector”, ha añadido.

La gestión de la pandemia tiene efectos sobre la recuperación de un sector afectado por las restricciones. En este sentido, José María Cano, candidato de Ciutadans por Barcelona, ha explicado que “la gestión de la pandemia debe apoyarse en el criterio de los especialistas sanitarios y utilizar todas las herramientas para poder normalizar la actividad en el plazo más corto posible”.

A su vez, señala que también se deben tener en cuenta los efectos de las restricciones que se pongan en marcha, “que deben ser lo más quirúrgicas y locales posibles” e insiste en que hay que ser transparentes a la hora de establecer las restricciones, “con criterios claros y escuchando el sector para evitar los agravios que se producen”. Además, ha reconocido el turismo como “un sector imprescindible, generador de puestos de trabajo y de riqueza”.

Arco de Triunfo de Barcelona, Barcelona, Spain

Modelos turísticos contrapuestos

Los invitados al 21º Observatori CETT han expuesto propuestas contrapuestas para el modelo turístico que quieren para Cataluña. La sostenibilidad ha sido uno de los puntos destacados por parte de las diferentes fuerzas, pero la abordan desde diferentes perspectivas.

David Font, candidato del Partit Demòcrata de Catalunya por Barcelona, ​​destaca que “el turismo es un sector de sectores, y si no llega gente sufre la restauración, el comercio, el transporte y actividades culturales, pues también ven mermada su actividad”.

Así, ha añadido que es necesario “un modelo de consenso y de acuerdo de país. Un turismo más sostenible en el ámbito social, cultural, ambiental, económico y que pretende que esta economía que genera el turismo se reparta de manera equitativa por todo el territorio”.

Font ha afirmado que “necesitamos un sector turístico potente, que genere oportunidades, que se defienda desacomplejadamente desde el sector público, que no se criminalice y que se utilicen los recursos destinados a este fin a políticas activas para el turismo”.

Sostenibilidad basada en el arraigo

Desde la CUP, en cambio, se apuesta por un modelo sostenible basado en el arraigo al territorio, el conocimiento y la recuperación del patrimonio natural. Así lo ha afirmado Marc Cerdà, candidato de la CUP por Barcelona, que ha asegurado que “se debe avanzar hacia un modelo más redimensionado, más ajustado a la capacidad de carga de nuestro territorio y de bajo impacto” y ha añadido que “necesitamos reducir las emisiones y la huella ecológica y esto es incompatible con el crecimiento del sector turístico”.

Por otra parte, Eva Parera, candidata del Partit Popular por Barcelona, ha dicho que “tenemos que tender a tener menos turismo low cost y a tener más turismo de calidad, que hace marca de país y atrae más turismo. No siempre más turismo conlleva más ingresos”.

Enrique Bárcena, candidato de En Comú Podem por Barcelona, se ha mostrado a favor de “reorientar la actividad turística y promover un turismo sostenible adaptado al territorio”. Ha asegurado que “no queremos un modelo depredador de fondos de inversión ni un modelo de precarización laboral” y ha defendido que la tasa turística se pueda gestionar desde los municipios.

hoteles barcelona
Al fondo, W Barcelona

Descentralización del turismo

La descentralización del turismo y la marca Cataluña ha sido también una cuestión que han expuesto los candidatos. Juan Luís Ruiz, candidato del Partit dels Socialistes de Catalunya por Barcelona, defiende “un turismo que sea un motor solvente, sólido, reconocido de nuestra economía”. A su vez, destaca que “Barcelona es la marca que nos sitúa en el mundo, pero tenemos otros destinos muy maduros y competitivos en determinados mercados. Debemos compartir estrategia y generar confianza y cooperación con el conjunto de destinos españoles y de Cataluña”.

En cuanto al papel que debe jugar la formación en los profesionales del ámbito del turismo, todas las fuerzas políticas coinciden en afirmar que es un aspecto clave para el futuro de un sector competitivo y resaltan la necesidad de apostar e impulsar una formación que introduzca las demandas del sector, las nuevas tendencias y los valores que las respectivas formaciones defienden.

Imágenes cedidas: Toa Heftiba, ENVATO