retos empresariales gestión inversión hotelera estrategia

Las compañías españolas afrontan este nuevo ejercicio partiendo de un contexto donde prima la tercera ola del Covid-19 en la que la sociedad está inmersa y con la experiencia de la gestión empresarial con la que tuvieron que lidiar durante el pasado ejercicio.

Con la intención de que las empresas estén preparadas para reactivar de la forma más eficiente su negocio y afrontar los retos del 2021, la consultoría de Recursos Humanos S&you presenta una serie de retos empresariales para implementar este año y favorecer la actividad empresarial del mercado español:

1. Motivar a la plantilla en remoto

El primer reto es aplicar métodos de gestión de equipos para el teletrabajo. Reducir el contacto social es una realidad que se va a mantener durante mucho tiempo. Los próximos meses serán claves para incorporar modelos que premien los espacios de confianza, creatividad y crecimiento de los trabajadores.

2. Potenciar la planificación eficiente

El contexto actual requiere de estructuras más ágiles y flexibles que permitan tomar las decisiones adecuadas. Por ello, hay que lograr el equilibrio entre la visión hacia el futuro de la empresa y el realismo cambiante de la organización.

3. Promover la comunicación interna y externa

El desafío de este 2021 es fusionar la comunicación externa y la interna de la empresa. Es imprescindible alinearlas con los propósitos corporativos para conseguir transmitir valores y no solo mensajes, y de esta manera fomentar la conversación, la participación y generar sentimiento de pertinencia en la plantilla. De esta manera, se logrará reflejar la comunicación desde los trabajadores al exterior.

teletrabajar en apartamentos oficinas

4. Conseguir reuniones productivas

Existe una gran cantidad de aplicaciones que hacen que el proceso de organización de una reunión sea más rápido, fácil, y colaborativo. La clave está en descubrir cuál de estas herramientas es la adecuada para el equipo. Además, es importante determinar la duración, el moderador, el objetivo de la reunión e invitar a las personas necesarias con el fin de conseguir una reunión productiva y no perder el tiempo.

5. Incorporar el modelo híbrido

Las empresas deben saber combinar el teletrabajo con el modelo presencial con el fin de salvaguardar la seguridad de sus trabajadores. Aunque los últimos meses se hayan podido trasladar a canales virtuales casi todas las actividades de la empresa, colaborar y trabajar puntualmente ‘en persona’ tiene claros beneficios. Eso sí, siempre siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias

6. Apostar por la formación

Es uno de los estímulos mejor valorados por los trabajadores, permitiéndoles aumentar la productividad y el rendimiento. Por este motivo, las empresas deben buscar la manera de rentabilizar la inversión de la formación, en especial en el ámbito digital, tan importante hoy en día.

7. Optimizar la contratación de personal

El último de estos retos empresariales para 2021 es la implementación de empleo flexible de profesionales altamente cualificados con inclinación de permanencia. De este modo, si la empresa lo estima oportuno podrá tomar la decisión de incorporarlo a su plantilla con carácter indefinido. Un ejemplo es el servicio Try&Hire de S&you, que ayuda a las empresas cuando se encuentran con la dificultad de seleccionar empleados técnicos de medio y alto rango para valorar su incorporación en la misma.

Imágenes cedidas: Unsplash, XPS en Unsplash