altea ilunion

Ilunion Tecnología y Accesibilidad llevará a cabo el Plan de Accesibilidad Turística de Altea con el objetivo de reforzar el eje de accesibilidad universal de su proyecto de Destino Turístico Inteligente (DTI), en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda Urbana de Naciones Unidas.

El proyecto DTI de Altea va un paso más allá que estará certificado por la norma UNE 178501, que dotará al municipio de un sistema de gestión integral que establece varios ejes, uno de los cuales es la accesibilidad. El resto son la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la gobernanza.

Plan de Accesibilidad Turística

Este Plan de Accesibilidad Turística, que comenzó a desarrollarse el pasado mes de diciembre y concluirá el 31 de marzo, permitirá que Altea sea un destino accesible para las personas con discapacidad. De este modo, esta localidad valenciana dará un paso más hacia los ODS de Naciones Unidas incluidos en la Agenda 2030.

Adherido a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de la Comunidad Valenciana el 18 de diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Altea presentó, en julio de 2019, su modelo de Estrategia de Turismo Sostenible 2030, basado en los ODS de Naciones Unidas.

Este plan permitirá también que el citado consistorio se alinee con la Nueva Agenda Urbana para un desarrollo de las ciudades equilibrado, sostenible e integrado, tres principios que han de ser intrínsecos a la accesibilidad universal, algo en lo que dIlunion Tecnología y Accesibilidad tiene una larga experiencia.

De hecho, es experta en destinos turísticos inclusivos y trabaja, entre otras cosas, en hacer accesible a todas las personas los elementos que componen la cadena del turismo, especialmente a la gente con discapacidad.

Para Ilunion, es necesario diseñar los destinos turísticos de acuerdo a las necesidades reales de todas las personas y tener en cuenta la diversidad de las tecnologías (páginas web, apps, kioscos digitales, paneles de información, etc.), de los entornos (un hotel, un restaurante, un espacio público, un museo, etc.) y de todos los usuarios (con discapacidad -ceguera, baja visión, sordera, movilidad reducida, etc.- y sin discapacidad -mayores, niños, turistas, embarazadas, etc…).