teletrabajar en apartamentos oficinas

La pandemia está provocando cambios de gran calado en el sector turístico tradicional, y los apartamentos turísticos no están siendo una excepción.

En la actualidad ya no hay turistas que soliciten estos apartamentos, pero sí profesionales que los utilizan como oficinas domésticas: “Los clientes buscan espacios en los que poder trabajar y vivir a la vez en entornos cómodos”, afirma Ittai Savran, CEO de la gestora de apartamentos turísticos Olala Homes.

Al final, al igual que ocurre con los hoteles, este tipo de alojamientos se está posicionando como una opción idónea para el uso de trabajo remoto individual.

Savran indica que empezaron a notar este cambio de perfil cuando la estancia media de las reservas en Olala Homes empezó a subir de los 3 o 4 días de octubre del año pasado a los 8 y 10 días de este octubre.

“Cuando una reserva está a punto de terminarse, muchos de estos huéspedes nos piden una extensión para otra semana, con lo que nos estamos delante de un perfil absolutamente diferente al del turista estacional”, señala.

Se reserva con mucha menos antelación

Otra muestra es que la anticipación de la reserva también ha cambiado de manera drástica: mientras hace solo un año las reservas se anticipaban 18 días, ahora se anticipan solo cuatro.

Este claro cambio de perfil del huésped entrevé un cambio de paradigma clave para el sector turístico. Según Ittai Savran, “antes de la pandemia nuestro perfil de usuario profesional era el de un congresista o de un viajero de negocios que reservaba un apartamento para cuatro noches a lo sumo, y ahora nos encontramos con profesionales que necesitan un espacio no solo para descansar, sino también para trabajar y atender reuniones presenciales, si fuera necesario”.

De esta manera, se puede decir que los apartamentos de Olala Homes se han convertido en despachos temporales para llevar a cabo proyectos de duración limitada.

Una nueva oportunidad para el sector turístico

“Parece contraintuitivo, pero realmente estamos viendo que el distanciamiento social puede ser una oportunidad para los pisos turísticos”, declara Savran.

“Los huéspedes buscan un espacio íntimo, privado y seguro, y a la vez cómodo donde trabajar y poder atender su día a día cuando están fuera de su casa, y esto es algo que podemos ofrecer desde el sector”, explica.

Para Savran, estos datos confirman que “tanto los nómadas digitales y los trabajadores en remoto pueden necesitar un sitio fuera de las complicaciones y las distracciones que puedan haber en el hogar” y que “estar en un sitio bien equipado y bien gestionado es crucial”.

Todos los apartamentos de Olala Homes, por ejemplo, tienen Wi-fi de alta calidad, una cocina en condiciones excelentes, un interiorismo cálido y placentero, una cama confortable y las sábanas y toallas se limpian en lavanderías profesionales.

Imágenes cedidas: XPS en Unsplash