opa nh fidelización hoteles barceló fusión

La rápida reapertura de sus hoteles durante el tercer trimestre, con un 75% de los hoteles operativos al cierre de septiembre, ha permitido a NH Hotel Group captar la demanda nacional en ese periodo en los principales países europeos donde opera, aumentando los ingresos desde 30 millones de euros en el segundo trimestre hasta 148 millones de euros en el tercero, con una ocupación media en los hoteles abiertos superior mes a mes al 40%.

En los nueve primeros meses del año, los ingresos totales acumulados ascendieron a 458 millones de euros, lo que se traduce en un descenso equivalente del 63,6% respecto al mismo periodo de hace un año, cuando el Grupo alcanzó su récord histórico de ingresos.

La reactivación de los ingresos se ha visto reforzada en paralelo gracias a una estructura de costes flexible que ha permitido generar ingresos rentables a pesar del bajo nivel de demanda. El Plan de Contingencia que el Grupo aplica desde el pasado marzo ha generado importantes ahorros en el segundo y tercer trimestre, cercanos al 60% a nivel de costes operativos y de un 50% incluyendo los alquileres. La compañía ha extendido hasta 2021 la reducción de personal con despidos temporales y las medidas de reducción de jornada y salario, y continua con renegociaciones adicionales para obtener reducciones suplementarias de rentas.

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotel Group, ha afirmado que “el Grupo ha realizado otro trimestre más un enorme esfuerzo de reducción de costes para rentabilizar los ingresos de cada hotel abierto incluso con bajas cuotas de ocupación. Procuramos rentabilizar cada visita y fidelizar a cada cliente que nos otorga su confianza, en un trabajo exhaustivo que sigue adelante gracias al sacrificio y al compromiso de los profesionales de NH”.

Drenaje de caja controlado

El efecto conjunto de la reactivación y del control de costes ha reducido sustancialmente el drenaje de caja experimentado por la compañía. Si en el segundo trimestre oscilaba en un promedio entre 55 millones y 60 millones de euros cada mes, entre julio y septiembre se ha reducido a un promedio de 25 millones de euros mensuales, excluido el desembolso por la operación con Covivio. A 30 de septiembre, la liquidez disponible era de 485 millones de euros.

Asimismo, para preservar y reforzar la liquidez, la compañía suscribió un acuerdo en octubre con la banca española e internacional para la extensión hasta marzo de 2023 de la línea de crédito sindicada RCF por valor de 236 millones de euros, así como la dispensa de medición de los covenants financieros hasta diciembre de 2021 tanto de la línea RCF como del préstamo ICO de 250 millones firmado el pasado mayo.

De esa forma, el grupo consigue no tener que afrontar ningún vencimiento relevante de deuda hasta 2023. Los avances obtenidos mediante la estrategia combinada de rentabilizar los hoteles abiertos, proteger la liquidez y diferir los vencimientos de deuda también permitirán al Grupo mantener la estructura actual de su cartera, salvo la periódica rotación de activos que pueda producirse, como viene siendo práctica habitual año tras año entre las grandes empresas del sector.

Se prevén cierres

En cualquier caso, la segunda ola de la pandemia y las distintas restricciones sanitarias y de movilidad aplicadas en Europa han obligado a aplazar las aperturas de hoteles previstas por la compañía para septiembre y octubre.

Se han cerrado varios hoteles desde el mes de octubre y están previstos cierres adicionales en las próximas semanas. En ese entorno tan complejo, y a pesar del bajo nivel de demanda, NH sigue persuadida de que la flexible estructura operativa y financiera le permitirá superar los desafíos en el corto plazo, y beneficiarse del reconocimiento de marca, de las excelentes ubicaciones y de su sólido posicionamiento de mercado una vez se impulse la recuperación en Europa en el medio plazo.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com