madera maciza natural elia

La madera maciza natural ha irrumpido desde hace ya tiempo en los estilismos más diversos de interiorismo para aportar su toque cool. Lejos quedaron los tiempos en que se asociaba este tipo de material a mobiliario puramente rústico o alpino; hoy el mobiliario de madera maciza natural encaja con estilo en amplios espacios de arquitectura minimalista, en baños de estética vanguardista o en habitaciones de estilo zen, entre muchos otros.

Para la firma Elia, las razones por las que cada vez más se elige este material son siete:

Por su resistencia

Los muebles hechos de madera maciza son los más duros y resistentes del mercado. Gracias a la calidad intrínseca de estos muebles, que no pasa por ningún proceso de tratamiento, ésta conserva todas sus características y cualidades naturales. Si bien este tipo de muebles tienen precios más elevados que los que están realizados con otro tipo de material, como por ejemplo la madera conglomerada, son una excelente inversión, ya que con unos cuidados mínimos resisten prácticamente intactos toda la vida e incluso pasan de generación en generación.

Por su calidez

No hay duda de que un mueble de madera maciza aporta calidez a cualquier espacio. Los colores naturales de la madera natural hacen que percibamos las estancias mucho más acogedoras, además su tacto es incomparable y genera un ambiente más agradable que los muebles hechos a partir de materiales sintéticos.

Por su belleza natural

No pasan por ningún tratamiento previo, con lo cual mantienen al natural las fibras, las vetas, las diferentes tonalidades… Su belleza natural es inigualable, y cada pieza es única. No existen dos muebles de madera maciza iguales.

madera maciza natural elia

Porque actúa como reguladora de la humedad

Tanto si hay un exceso de humedad en el ambiente como si el clima es seco, este tipo de muebles son capaces de regular la humedad con su absorción o su desprendimiento. Son ideales para lugares tales como los dormitorios, por ejemplo.

Por su mantenimiento sencillo

Aunque los muebles de madera maciza requieren un mantenimiento mínimo para conservarlos en el mejor estado durante más tiempo, limpiarlos o repararlos resulta una tarea muy sencilla.

Porque hay una infinidad de maderas diferentes a escoger

Madera maciza de pino, roble, nogal… mil árboles diferentes autóctonos o foráneos para elegir, cada uno con sus tonalidades y vetas naturales. Además, este tipo de madera es un material que nunca pasa de moda y que se puede adaptar fácilmente a cualquier tendencia en decoración.

Porque es un material ecológico

Al apostar por un mueble de madera maciza estamos apostando por un material que no daña el medio ambiente, sobre todo si proviene de origen certificado. Al no ser un material procesado ni sintético, se puede reciclar y podrá tener una nueva vida.