tesorería gestión preocupación coronavirus

Hasta ahora, puede que no hayas tenido que prestar excesiva atención a tu caja y tampoco a tu banco. Eso ha sido señal de que todo iba bien; ambos estaban muy saneados contando con unas ventas que así lo garantizaban. Tras la pandemia muchas cajas y saldos en banco están bajo mínimos, lo que compromete no sólo tu operativa sino la viabilidad de tu empresa. En este artículo apuntaremos a posibles soluciones que te hagan recobrar los niveles de tesorería óptimos para garantizar no sólo tu operativa diaria sino un futuro con más claros que sombras.

Las empresas turísticas presentan distintos modelos de negocio. Unos cuentan con un importante componente de activo fijo en forma de inmovilizados en sus estructuras empresariales que pueden crecer en valoración año tras año. Otros prefieren contar con un circulante y una tesorería que les permita mayor flexibilidad a la hora de afrontar cambios en el mercado.

Momentos como los que hoy vivimos hacen que las organizaciones reformulen sus modelos. A continuación propongo algunas ideas que pueden hacer que tu organización sobreviva y garantice su futuro:

  1. Previsión de tesorería

Elaboremos una previsión de Tesorería para conocer nuestra realidad presente y futura de cobros y pagos así poder tomar decisiones tendientes más a contar con dinero en caja y bancos que garanticen todas las líneas de gastos y nos den aire para después de afrontarlos contar con dinero suficiente en bancos y caja para imprevistos.

2. Cobra la deuda pendiente

Tendrás una cartera de clientes determinada con deudas pendientes de cobro. Si es así, sal a cobrar. Cobra toda tu deuda anterior.

eficiencia energética hotelera ahorro energético gasto hotelero

3. Negocia nuevos acuerdos con tus proveedores

Con respecto a tus proveedores, tendrás probablemente que afrontar deudas con ellos. Negocia. Ofrece nuevas condiciones de pago con ofrecimiento; estas pueden venir de ofrecerles más cuota de tu mercado, más referencias y volumen anual o más años de acuerdo contractual.

4. No compres, alquila

No realices grandes compras ni inversiones que comprometan tu tesorería presente y futura. Acude al renting para tus equipos informáticos, incluso para tus compras de reposición. Hoy el mercado lo permite y tus gastos se flexibilizarán acorde a las ventas del período.

5. Consigue tesorería

Puede que la situación haga que tus ventas estén en niveles bajos y por tanto también tus cobros (también tus clientes afrontan situaciones difíciles). Conoce y acude a las ayudas que hoy se ofrecen desde los distintos organismos públicos y oferta de créditos blancos porque probablemente tu banco te pida garantías que hoy no puedas dar. Puedes optar por incorporar a un nuevo socio que financia parte de tu deuda realizando una aportación que defina su grado de participación en el proyecto.

6. Anticipa ventas futuras

Si con lo anteriormente expuesto no consigues equilibrar tu cash flow, puedes renegociar con tus clientes, concentrando tu volumen de ventas en los que te ofrezcan mejores condiciones de ocupación y precio medio, también vía anticipos de ventas futuras. Eso le quitará tensión a tu tesorería.

7. Planifica tus ventas futuras

Una vez consigas contar con Tesorería suficiente es tiempo de trabajar para conseguir unas ventas suficientes para absorber no solo tus gastos, sino para proporcionar con un margen de beneficio óptimo sin perder de vista tu tesorería.

gestión hotelera management

Tres claves para la gestión

Cuanta más información consigues del pasado y del presente más podrás controlar el futuro de tu instalación y más herramientas de control y planificación tendrás para asegurar no solo tu operativa, sino la viabilidad de tu producto turístico. Para ello, propongo algunas claves que te ayudarán:

  1. Ocupación y precio medio

Identifica tu precio medio y ocupación a partir de los cuales tu establecimiento comienza a obtener beneficios (break even); garantiza reservas suficientes para cubrir tus gastos a un precio medio adecuado. Algunos indicadores como el ADR (tarifa promedio diaria), ABR (tarifa promedio por persona) o el RevPAR (ingresos por habitación disponible y es una de las métricas más comunes e importantes para tu hotel), te ayudarán a este desempeño

2. Proyección

Proyecta tus ventas a partir de tus reservas confirmadas y estima su variación en función al histórico. Sé preciso y entra al mayor grado de detalle para construir una proyección sólida que te de información válida para tu gestión, información para garantizar resultados positivos en ventas, beneficios y tesorería.

Puedes construir tu proyección en base a número de estancias basado en tus reservas confirmadas a futuro, aplicando un porcentaje de variación; puedes construir tu proyección desde los indicadores de estancias y ABR, de esa forma fijarás el objetivo futuro a alcanzar de forma medible y realista, variabilizando tus gastos en función a tu realidad de ventas.

3. Variabiliza tus gastos

La filosofía de tus gastos (fijos y variables) no debe contradecir tu objetivo de adaptar estos a tus ingresos en todo momento. Debes tratar de adecuar tu estructura de costes a tu realidad presente y futura. Relaciona cada capítulo de costes con tus ingresos, ocupación, estancias, habitaciones disponibles, o cualquier otro indicador relacionado con tus ventas.

Imágenes cedidas: engin akyurt on Unsplash, Shutterstock.com, Proxyclick Visitor Management System en Unsplash